Rector: Cumpliremos el compromiso pactado


“Vamos a cumplir el compromiso pactado con el Sutuc respecto al depósito de 90 millones de pesos al Fondo Social de Apoyo al Pensionado (Fosap), con una primera aportación de 10 millones y la calendarización de los demás pagos”.

Así lo manifestó el rector de la Universidad de Colima, José Eduardo Hernández Nava, durante la entrega de preseas y reconocimientos a 456 universitarios, en una ceremonia en la que estuvo presente el gobernador Mario Anguiano Moreno y funcionarios estatales y universitarios.

Eduardo Hernández enfatizó que, sobre las supuestas violaciones al contrato colectivo de trabajo, hay un avance sustancial con el nuevo líder del Sutuc, Luis Enrique Zamorano, para subsanar estas inconformidades, además de los trabajos para la instalación del Comité Técnico del Fondo Social de Apoyo al Pensionado. “Lo único que se requería era voluntad de las partes para resolver nuestras diferencias -dijo-, pero sobre todo, que quede claro, no causar ningún daño a los pensionados y jubilados de nuestra universidad”.

Además, agradeció el interés del gobernador Mario Anguiano Moreno por apoyar la resolución de este conflicto, y el respeto que ha manifestado por la autonomía, tanto del sindicato como de la UdeC y comentó también que, como máximo dirigente de esta casa de estudios, su principal compromiso es con el Estado de Derecho.

En el marco del Día del Maestro y durante esta ceremonia solemne, se entregaron reconocimientos a los mejores profesores universitarios: 34 de nivel medio superior y 64 de nivel licenciatura, quienes recibieron un mes de sueldo, cada uno. De igual manera, se entregaron 46 reconocimientos a “Universitarios distinguidos” y 14 “Nombramientos de definitividad” para investigadores de la casa de estudios.

Además, 125 universitarios recibieron la presea “Profesor José S. Benítez” por 15 años de servicio a la institución y tres cheques por un valor total de 12 mil pesos; 74 trabajadores recibieron la medalla “General Pedro Torres Ortiz” por 20 años de servicio, y cheques por 27 mil pesos, mientras que a otros 99 homenajeados se les otorgó la presea “Universidad de Colima” por 25 años de labor en la máxima casa de estudios, con un bono de 36 mil pesos a cada uno. Cada cheque fue otorgado a partes iguales por la Universidad de Colima, el Gobierno del Estado y el Sutuc.

El rector reconoció en los docentes de esta casa de estudios su vocación de servicio, su responsabilidad social, su amor hacia Colima y a la nación. “Valoro su aportación a la ciudadanía, al trabajo con los estudiantes, a su lucha y capacidad de plantear puntos de vista”.

En este sentido, Hernández Nava destacó la importancia del papel que juega el docente en nuestra sociedad, ya que la educación es clave para para igualar oportunidades de superación, acelerar el desarrollo regional, impulsar el crecimiento en un entorno global y hacer mejores hombres y mujeres. “La mejor vía para construir un estado distinto y mejor es garantizar una formación de calidad a todos los colimenses”, puntualizó.

Entre las acciones que han consolidado nuestra casa de estudios durante el último año, el líder universitario informó de un incremento del ocho por ciento al salario de todos los trabajadores universitarios, lo que constituye uno de los más altos del país; la entrega de estímulos al desempeño del personal docente a 261 profesores por un monto de 25 millones 553 mil pesos; obras de remodelación en 24 bachilleratos por un monto de 13 millones 960 mil 165 pesos y la construcción de las nuevas instalaciones del Bachillerato 13, con una inversión inicial de 10 millones 650 mil pesos.

Por su parte, el gobernador Mario Anguiano Moreno extendió un reconocimiento a la Universidad de Colima y al rector José Eduardo Hernández Nava, “por conceder a sus docentes un lugar especial, dentro y fuera de la institución; por eso, este 15 de mayo no solamente acudo a la invitación para participar en este homenaje a los docentes universitarios, sino también para reconocer a las autoridades de la UdeC y del SUTUC por brindar a los maestros un trato digno, respetuoso y de respaldo permanente”.

Anguiano Moreno reconoció que gracias al lugar que ocupan los maestros y maestras universitarios en las tareas que definen el rumbo de la institución, la máxima casa de estudios colimense ha logrado destacar por su espíritu innovador, calidad académica y contribución al desarrollo de Colima.

“A los 456 galardonados y particularmente a los que fueron distinguidos como mejores docentes universitarios, les expreso mi más sincero reconocimiento por cumplir con profesionalismo la gran tarea de enseñar en las aulas, de orientar el talento y la creatividad de sus alumnos”, dijo.

En nombre de los homenajeados, Celso Armando Ávalos Amador, con 25 años de trayectoria laboral en la Universidad, resaltó el papel de las anteriores administraciones rectorales con los trabajadores y dijo que la actual, en su proyecto de trabajo holístico, continúa esa tradición por medio del programa Calidad de Vida y del Centro de Desarrollo de la Familia Universitaria.

“La filosofía de la Educación con Responsabilidad Social involucra a todos los universitarios, nos compromete a ser mejores en nuestro trabajo y a ofrecer mejores servicios a la sociedad”, agregó.

Por último, reconoció además, que cada uno de los trabajadores homenajeados “es un pilar fundamental para que nuestra Universidad sea la mejor” y que en la casa de estudios hay igualdad de oportunidades para quien trabaje con dedicación, honradez, lealtad y responsabilidad.