Realizan sobrevuelo en el Volcán de Colima


Miembros de la jefatura de investigación científica y de la Dirección de Operaciones de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos de Jalisco (UEPCBJ), realizaron un sobrevuelo de observación en el volcán El Colima a bordo del helicóptero del Escuadrón Táctico Aéreo del Gobierno del Estado de Jalisco, para monitorear y analizar la evolución de El Coloso de Fuego y sus condiciones, tras los eventos ocurridos entre el 20 de febrero y el 3 de marzo pasado.

Durante el sobrevuelo, observaron el proceso de destrucción del domo en un periodo de 52 días a partir del 10 de enero, lo que genera las exhalaciones y explosiones vistas.

Actualmente, el cráter tiene 220 metros de diámetro y 30 metros de profundidad en promedio, aproximadamente. Observaron que el piso del cráter cambia en su morfología en cada exhalación, apareciendo y desapareciendo pequeños cráteres de desgasificación.

Derivado del comportamiento histórico y de la actividad reciente del volcán, concluyeron que de acuerdo con los registros sísmicos no hay actividad sísmica, que indique un nuevo proceso intrusivo de magma y que la energía liberada en cada exhalación es mínima, por lo que parece que la actividad estará disminuyendo paulatinamente, es decir, la fase eruptiva de exhalaciones intensas se reducirá en las próximas semanas. Sin embargo, este escenario puede cambiar debido a la dinámica propia del volcán.

Este tipo de actividad de exhalaciones (que alcanzan hasta los 4 mil metros de altura) se manifiestan con una rápida evolución, pero hasta ahora la población de los municipios vecinos sólo han tenido el impacto de las cenizas.

El personal de la UEPCBJ seguirá monitoreando las 24 horas, así como patrullando las comunidades más vulnerables, con la información y capacitación de los adultos de la zona.