Ramón González Pérez


Hace dos o más décadas, las autoridades educativas encargadas del Inea, con bombo y platillo izaron en Colima la “bandera blanca” con la que pretendieron informar a la población en general que Colima había quedado libre del analfabetismo, pues sus diferentes centros establecidos en la entidad lo habían logrado gracias al trabajo desarrollado durante más de un año de labor intensa.

Sin embargo, en Minatitlán pudimos comprobar la falsedad de aquel acierto del Inea, puesto que una respetable septuagenariaz a quien se le acababa de entregar el certificado correspondiente, se presentó ante el presidente municipal, que en aquel entonces era el MVZ José Mancilla Figueroa, a pedirle le diera lectura a una carta que recibió de un hijo que estaba laborando en el país del norte y ella no sabía leer. Ante tal circunstancia, Josito, como le llamaban sus paisanos, molesto le dijo que entonces para qué se presentó a recibir su documento oficial, concretándose la mujer aquella a decirle que a ella “nomás me dijieron que juera por un papal, y pos juí”, demostrándose así la falsedad de la información dada a conocer por el Inea estatal.

Lo mismo está sucediendo ahora, pero con programas que implementó el Gobierno Federal con la supuesta intención de “combatir la pobreza”, para lo cual se destinaron cantidades millonarias, que en Colima manejará el conocido “político” Carlos Cruz Mendoza, con nada de confianza por parte del pueblo por su desempeño en otras actividades públicas.

Pues bien, en un acto encabezado por Mario Anguiano, gobernador del estado, en el que participaron representantes de la Secretaría de Desarrollo Social, encargada federal del programa de Cruzada Nacional contra el Hambre, en el cual, por cierto, se han creado tantos subprogramas como el llamado “Programa Estatal de la Superación de la Pobreza Extrema”, como lo informara Anguiano Moreno, durante el desarrollo de la Segunda Sesión del Consejo Consultivo del Sistema Estatal de Desarrollo Social, el gobernador del estado informó que la estrategia “Prospera Colima” atenderá las siete carencias señaladas por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, que fueron identificadas mediante un censo, indicando además que se tienen destinadas cuantiosas inversiones millonarias para apoyar a las personas que se encuentran en situación de pobreza.

Por su parte, y aquí la comparación con el Inea, Oliver Chávez Pérez, representante de la Sedesol, Secretaría de Desarrollo Social, manifestó que Colima será el primero en levantar bandera blanca en el combate a la pobreza extrema. En tanto que Carlos Cruz Mendoza, delegado de Sedesol en Colima, se concretó a presentar las Matrices de Inversión de la Cruzada Nacional contra el Hambre 2014 en cuatro municipios de la entidad. Destacando, cada informante, de las inversiones millonarias para cada uno de los aspectos que aún se están analizando.

Aquí lo que destaca es que se la han pasado en analizar la situación, detectar sitios en los que se requiere desde ahora que llegue el apoyo en numerario, no vayan a salir, como acostumbran, con la entrega de apoyos o suministros que sin lugar a dudas consistirán en paquetes de galletas de animalitos, nutrileche, maseca y un litro de aceite, cuando mucho, reportando inversiones cuantiosas para justificarse.

No olvidemos que estamos en tiempos preelectorales y la ocasión se pinta más que propicia para buscar nominaciones, y Cruz Mendoza, por azares del destino, se coló a la famosa lista de los 10.

Es cuanto.