¿Quién mato al comercio en el centro de Manzanillo?

Centro de Manzanillo | Foto: EspecialCentro de Manzanillo | Foto: Especial

Algo se tiene que hacer para reactivar la economía y vida comercial del centro, y no ver de brazos cruzados como esta importante área se muere, como ya está pasando

Ha llamado la atención entre nuestra población el cierre de varios negocios icónicos del centro de la ciudad, como es el caso más reciente de la Casa Colorada, aunque ya antes había cerrado su cortina para siempre la Foto Cárdenas, que también fue una negociación centenaria de nuestra ciudad. Y así como éstas, han habido otras.

Pero no solamente las tiendas y comercios viejos han cerrado, sino también muchas que tenían poco de inauguradas, ya cerraron. Esto nos habla que es un problema general del centro, el cual inició con la obra del túnel ferroviario y los pasos elevados vehiculares en las dos entradas principales al centro de Manzanillo, como son la Hidalgo y Niños Héroes.

Estos trabajos se prolongaron demasiado, causando un problema en el sector comercial del que todavía no nos podemos reponer. Muchas personas que antes acudían todos los fines de semana al área céntrica, hoy ya no lo hacen e incluso los turistas ya no vienen. Las personas se acostumbraron a comprar y visitar otros sitios fuera del antiguo corazón de la ciudad.

Este es el origen del cierre de cortinas, no tanto el que sean añejas, antiguas, sino que es un problema generalizado, tanto para los antiguos como los nuevos comercios. Todos se vieron muy golpeados por las prolongadas bajas ventas y la clientela que tenían cautiva ya se desacostumbró a venir a esta área. Se debe trabajar mucho para que este situación se revierta, pues son muchas las fuentes de empleo que se pueden perder, y puede venirse una quiebra generalizada en el sector comercial que a nadie conviene.

Es algo muy triste ver que personas que han acompañado a los porteños por cerca de un siglo, y que eran una tradición, totalmente identificados con nuestra ciudad, tengan que abandonar una actividad con la que le dieron brillo y realce al casco urbano de Manzanillo. Hasta el mismo mercado municipal, el 5 de Mayo, ha visto bajar sus ventas de manera sensible, y si acaso se reponen un poco, esto es en el día domingo, donde reciben a un poco más de clientela de lo habitual.

Hasta los restaurantes han visto reducirse sus comensales, y para muestra, ahí están Los Agachados, que este mercadito popular de comidas vendían sus alimentos preparados hasta la noche hace algunos años, y ahora solamente venden unas pocas horas por la tarde, cerrando, cuando muy tarde, a las 5:00.

Algo se tiene que hacer para reactivar la economía y vida comercial del centro, y no ver de brazos cruzados como esta importante área se muere, como ya está pasando.