De Volcán a Volcán


LOS 4 BAÑOS

 

Carlos Avalos

 

Ha sido en una comunidad del municipio de Armería, donde ha detonado una bomba social, un acto que han sido calificado por algunos como discriminación, y otros exigiendo el respeto a su heterosexualidad, todo por tener ganas de ir al baño. Resulta que un joven homosexual, quien se omite el nombre por razones obvias, en su etapa de conversión de la masculinidad a la feminidad, pretende entrar a hacer sus necesidades fisiológicas al baño de las damas, en la preparatoria Emsad de Coalatilla, Armería, Colima, y se ha encontrado con la prohibición de las mujeres que concurren al plantel educativo, evitándole que ocurra tal.

De tal magnitud ha sido el asunto, que han recurrido a solicitar la intervención del alcalde Ernesto Márquez, y así como del presidente de la comisión de Derechos Humanos en el estado de Colima, Sabino Herminio Flores, para solicitar la intervención y primero puntualizar que no existe discriminación, pero que exigen respeto para el género femenino en la utilización de un espacio que consideran especial para el uso de las mujeres del plantel.

Pero por el otro lado, los varones también podrían sentir el resquemor por ver entrar a los sanitarios de hombres a un homosexual vestido de mujer, lo cual pone en un predicamento ya no al sujeto en mención, sino a los heterosexuales.

El avance del poder gay no es casualidad, hace que se tenga la sensación que los heterosexuales están perdiendo espacios, incluso hasta en los baños, ya no son generadores de la cultura del respeto a la preferencias diferentes, sino pareciera que son exigentes y tendientes a la búsqueda de la desaparición de los derechos de los heterosexuales. ¿Dónde comienza el respeto a la homosexualidad?… en el respeto a la heterosexualidad creo yo.

Creo que este caso no será el primero, ni el último; pero el hecho de que un rincón provinciano de nuestro México se sienta invadido y no respetado nos debe llamar la atención. Es causa también de un presidente de la República que ha impulsado las causas gay como ningún otro de sus antecesores lo había contemplado. Tal es el caso del matrimonio igualitario, que sería algo así como un matrimonio sin género, que sin duda esto ha tenido una fuerte influencia y llevado a los gays de tener la apreciación de ser “más igual que tú”….

Pareciera como si se estuviera trayendo la obra de George Orwell, “Rebelión en la Granja”, a la vida real, donde en el resumen las organizaciones de homosexuales están trabajando para prohibir la práctica que temen más: El comportamiento heterosexual.

Tienen un lugar en la sociedad, y no pueden ser más de lo que son, que de por sí ya rebasan su naturaleza, y aunque existen formas en las que incluso en lo personal no estoy de acuerdo que se han llevado a cabo en décadas anteriores en contra de estas comunidades, pero me llama la atención como en México incluso, las leyes no se reforman, se están deformando en el criterio de la correcta evaluación del ser humano y sus funciones sociales.

Se vienen dando, a mi parecer, leyes anti-heterosexuales, el robo de espacios es muy claro, y ahora estaremos en una disputa sin duda, por la instalación de los 4 baños, en una exigencia de sus derechos, pero conservando más que nada los de los heteros. Sí, leyó usted bien, 4 baños: Uno con el logo de varón, y en el otro el de varón LGTB (son las siglas que designan colectivamente a Lesbianas, Gays, Bisexuales y personas Transgénero.) El de mujer y mujer LGTB. ¿Le parece imposible?… Al tiempo, pero por hoy el espacio se termina y como dijo Don Chuyaco: ¡Adió!

Se el primero en comentar en "De Volcán a Volcán"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.