Punto (.) Rojo | Indira… “Mi sueño es ser gobernadora de Colima”

Punto (.) Rojo | Foto: Especial

Rumbo a la elección por la gubernatura del estado que se realizará el primer domingo de junio del 2021, el partido Movimiento de Regeneración Nacional está ante tres realidades políticas comprobables:

A.- Las Preferencias: En el arranque del proceso, nadie en Colima tiene dudas en torno a que Morena parte como el partido favorito para ganar la elección por la gubernatura. En todas las encuestas, el porcentaje de aceptación de Morena se ubica entre los 37 y los 40 puntos. Ello significa que sea quien sea la candidata de Morena  tendrá muchas posibilidades de cumplir con el anhelo de muchos colimenses que quieren ver al PRI fuera de Casa de Gobierno.

B.- La Paridad de Género: A nivel nacional, ya se da como un hecho que para el estado de Colima, Morena postulará a una mujer como su candidata a la gubernatura del estado. El tema de la paridad de género en las candidaturas es parte del discurso del presidente López Obrador. Por lo tanto, al día de hoy, nadie tiene dudas de que por Morena en Colima va una dama.

C.- Las Finalistas: Y ya están en la bandeja de salida los nombres de las dos candidatas finalistas a quedarse con la nominación morenista al Gobierno del Estado: Las diputadas federales Claudia Yáñez Centeno e Indira Vizcaíno Silva. Las dos, hay que decirlo como es, son muy competitivas en el mercado electoral. Y las dos, según se percibe en las encuestas de arranque, las dos ganan con solvencia la elección constitucional del próximo 6 de junio.

De Claudia Yáñez se sabía desde hace varias semanas que tiene su lugar en el combo de las finalistas. Sus fortalezas son su honestidad personal, su trabajo político de los últimos dos años y, sobre todo, la cercanía que la familia Yáñez ha tenido en los últimos 25 años con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Y sobre la otra finalista, sobre Indira Vizcaíno Silva, podemos decir que su centro de gravedad gira en torno a su alta popularidad social y, sobre todo, al trabajo que desempeñó como delegada del Gobierno Federal en Colima  en donde tuvo bajo su control, la estrategia de entrega de más de 130 mil becas que Andrés Manuel López Obrador entrega de manera mensual y bimestral en el estado de Colima. 130 mil beneficiados representan un número fantástico para quien busca ser la segunda gobernadora de la historia de Colima.

Hace poco más de dos años, el 17 de mayo del 2018, en una reunión con varios amigos, tuve oportunidad de dialogar en lo corto con la entonces candidata a diputada federal Indira Vizcaíno y en esa fecha me dio dos datos que al día de hoy cobran alta relevancia política:

“Uno de los momentos más frustrantes de mi carrera política fue en el año 2015, cuando no pude, por un precepto constitucional, ser candidata a la gubernatura de Colima. Creo, después de haber visto el resultado de esa elección, que habría sido una candidata muy competitiva”.

Y le pregunté en esa charla de hace dos años: ¿En el 2021 si las conducciones le son favorables, volvería a buscar la gubernatura?  Transcribo de manera casi textual su respuesta: “Desde luego que sí, el sueño de mi vida y de mi carrera política es ser gobernadora de Colima”.

Así las cosas, en Morena la suerte parece que está echada. ¿Claudia o Indira?, ¿Indira o Claudia?, una de las dos será la candidata a la gubernatura.

Se ve venir un encontronazo político de pronóstico reservado entre las dos diputadas federales, las dos finalistas de Morena. Y parece que la que gane este juego de ping pong político no sólo será la candidata de Morena, sino que tendrá muchas posibilidades de ser gobernadora. Pero bueno  como siempre tenemos que insistir en la tesis de que eso, sólo parece.

 

MIS POSDATAS DE ESTE DÍA

 

  1. PD. 1.- La fatalidad del destino tocó la puerta de un buen hombre y de un excelente ser humano. Mi solidaridad con José Alfredo Ojeda Verduzco y con toda su familia por el infortunado deceso de su esposa la señora Sonia Hernández. Hay que recordar aquella frase que dice que las personas buenas duran muy poco.
  2. PD. 2.- Ernesto Márquez ha sido presidente municipal de Armería en tres ocasiones y todas, cobijado por siglas de diferentes partidos políticos. Don Ernesto va a jugar con Locho y con Movimiento Ciudadano. Sin duda es una adhesión de lujo para el proyecto 2021 del actual presidente municipal de Colima.
  3. PD. 3.- El grupo político Manzanillo 2000, brazo electoral de Nabor Ochoa, está realizando visibles movimientos políticos en las últimas semanas. Muchos apuestan pesos contra tostones a que el hijo de doña Nico trae ganas de competir por la alcaldía el próximo año, cobijado, obviamente, por las siglas del Partido Verde.
  4. PD. 4.- Somos los primeros en decirlo: Muchos activos sociales y no pocos empresarios están empujando a la conformación de una alianza política entre Virgilio Mendoza y Leoncio Morán. La idea suena lógica desde el estricto argumento de la geografía electoral. Locho es fuerte en Colima y Virgilio es un trabuco en Manzanillo.

Y ni una línea más.