Punto (.) Rojo


J. Baldomero Díaz Gaytán.-

En Manzanillo, todos los miércoles se reúnen a hablar de política y a discutir sobre los diferentes temas de interés público un grupo de poderosos empresarios a los que se les ha bautizado mediáticamente como “La Mesa de los Miércoles”. Representan un importante porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) que se mueve en nuestra ciudad; generan, entre todos, más de dos mil empleos. Y son, por mucho, un grupo político, una mesa ciudadana a la que todos los miembros de la clase política quieren acudir.

Nombres como los de Guillermo Woodward Rojas, Jorge Benítez Amezcua, Rosendo Peña, Gy Kipper, Alejandro de Alba y Guillermo Gómez Espinosa, son algunos de los que conforman este grupo. Los datos de los sistemas de inteligencia hablan de que “en esa mesa está un importante porcentaje de los hombres de negocios más influyentes de Manzanillo; pero, sin duda, muchos de los que, por su cercanía con los hombres del poder, tienen alto impacto en el diseño de las políticas públicas”.

En una ocasión, a finales del año 2008, le pregunté al entonces gobernador Silverio Cavazos Ceballos qué representaba para la política “La Mesa de los Miércoles” que se reúne en Manzanillo, y me dijo, textual: “Son los hombres mejor enterados del estado, son empresarios que tienen una sólida influencia en la vida empresarial, pero también, son personas con un sólido conocimiento de lo que necesita Manzanillo. Si queremos retratar a corto plazo el crecimiento del puerto y de la ciudad, hay que venir a departir los sagrados alimentos con los integrantes de ‘La Mesa de los Miércoles’, son un grupo de poder, personas de bien, que nos ayudan, con sus opiniones, a quienes ejercemos el poder público”.

Siendo candidato a la gubernatura, Mario Anguiano Moreno se reunió con los integrantes de esta mesa y en aquélla ocasión dejó constancia de que “aquí se reúne un importante grupo de amigos, gente que impulsa el progreso de Manzanillo; amigos que están en la mejor disposición de trabajar de manera conjunta con el Gobierno del Estado para diseñar las políticas públicas que sigan cumpliendo con el objetivo de que el puerto sea el principal motor económico del estado”.

¿Por qué aparecen en la agenda de los debates públicos los integrantes de la famosa “Mesa de los Miércoles” que se reúne en Manzanillo? Porque ya estamos viviendo los tiempos electorales, porque los que integran esa mesa, se sabe que, generalmente, son promotores de proyectos políticos importantes. Pero lo más trascendente, los que integran “La Mesa de los Miércoles”, tienen mucha influencia en el mundillo político. Muchos de ellos, lo repetimos, son amigos personales y hasta asesores de varios de los precandidatos al Gobierno del Estado.

“La Mesa de los Miércoles” representa un trascendente foro para el debate político. Ahí vendrán, júrelo, todos los precandidatos. A esa mesa se le pedirá, desde los ejes del poder, el respaldo para un determinado proyecto político. Esa mesa, la de los miércoles, tendrá más influencia de la que muchos imaginan en el proceso electoral del 2015.

Y es que, lo dice la regla, lo dicen los protocolos de la política: Los que producen la riqueza son los que avalan moralmente los proyectos políticos. Al tiempo.

MIS POSTDATAS DE ESTE DIA

P. D. 1.- La comunidad portuaria de Manzanillo ha sido incapaz de entender que las fortalezas de su recinto pasan por la disposición de la ciudad.

Han invertido miles de millones de dólares en el puerto y han olvidado que las vialidades de la ciudad son las llaves de acceso al mismo. Sucedió lo que tenía que pasar, una tromba destrozó la carretera urbana a Jalipa y paralizó las actividades comerciales del puerto.

Sin comentarios, pero es hora de que el puerto deje a un lado sus arrogancias e impulse el progreso de la ciudad.

P. D. 2.- Vaya escándalo el que se ha levantado a nivel nacional por los famosos bonos que se entregaron a los diputados federales que aprobaron las reformas estratégicas del país. Se habla de que les dieron 225 millones de pesos. O sea, a cada uno de nuestros representantes populares le dieron “un apoyo”, una compensación de medio millón de pesos. En fin, nuestros legisladores federales nos deben una explicación.

P. D. 3.- En Minatitlán ya están cargadas las quinielas políticas. Todo apunta a que el diputado Manuel Palacios se quedará con la candidatura a la presidencia municipal y que el actual alcalde, Alejandro Mancilla, será el nominado a la diputación federal por el segundo distrito electoral, que abarca los municipios de Manzanillo, Armería, Minatitlán y Tecomán.

Palacios ganará de calle la contienda, porque tiene trabajo. Y en el caso de Mancilla, está generando alianzas claves en todos los municipios.

Sin embargo, la pregunta que prevalece en esa demarcación es: ¿A quién le darán la candidatura a diputado local por el distrito XIV? Dicen que todo apunta a la CNC Estatal, a la oficina donde despacha Alejandro Gaitán Sánchez.

P. D. 4.- No habrá, en todo Manzanillo, cuatro agentes de Vialidad que ordenen el tráfico a las 6:30 de la mañana en la glorieta de San Pedrito, a la hora que llegan a sus clases los alumnos del bachillerato ocho. Lo más valioso que tenemos son nuestros jóvenes, y no es justo que porque nuestros agentes de Tránsito duerman más, los pongamos en riesgo. Virgilio, los universitarios y los padres de familia te pedimos el apoyo.

Y ni una línea más.