Punto (.) Rojo


J. Baldomero Díaz Gaytán.-

Hasta los días finales del mes de marzo de este año, el virgilismo dominaba, de calle, en las entrañas del Partido Acción Nacional en Manzanillo. La cartografía de votos internos revelaba, en esas fechas, que el grupo del presidente municipal tenía un promedio de 400 seguidores; el grupo de la diputada federal Martha Sosa tenía a un promedio de 200 aliados y existía un grupo promedio de cien indecisos, panistas que no se identifican con ningún grupo.

Ese dominio del virgilismo quedó plasmado en la elección del 18 de mayo pasado, cuando se eligió al nuevo líder nacional del partido. En el puerto, Ernesto Cordero, el candidato de Virgilio, obtuvo 471 votos, contra 279 de Gustavo A. Madero, el candidato de Martha Sosa y del senador Jorge Luis Preciado.

Con esa dinámica se creía que el grupo de Virgilio y Gaby Benavides tenían amarradas las candidaturas del 2015 para la presidencia municipal y las cuatro diputaciones locales. Insistimos, el ajedrez, el ábaco político, nos decía que Mendoza Amezcua y Benavides tenían control absoluto en el PAN.

Pero… el grupo de Jorge Luis Preciado Rodríguez, Martha Sosa, Gretel Culin Jaime, Gabriela Sevilla, Alejandro García Rivera y Mirna Edith Velásquez Pineda tenía preparada una brutal sorpresa. De la noche a la mañana, aparecieron en el listado de militantes activos de Acción Nacional en Manzanillo 600 nuevos nombres, de los cuales, los 600 son seguidores, amigos y promotores del proyecto político del influyente senador Preciado Rodríguez.

De acuerdo con los datos que están en poder de “Punto (.) Rojo”, de las 600 nuevas afiliaciones, 480 se hicieron en tiempo y forma para poder tener derecho a voto en las elecciones internas del año 2015, por lo tanto, si a esos 480 les sumamos los 200 panistas que acreditan lealtad hacia el grupo político de la diputada federal Martha Sosa, entonces tenemos que ese grupo tiene a 680 simpatizantes, 280 más, que los que tiene el grupo de Virgilio Mendoza.

En política las matemáticas aplican. Y si en este momento fuera la elección interna del Partido Acción Nacional para seleccionar a quienes serán los candidatos en la contienda constitucional del siete de junio del 2015, entonces, el grupo de Jorge Luis Preciado Rodríguez tiene todo para ganar. No se puede decir que embarazaron el padrón, simple y llanamente, queda la impresión de que al grupo de Virgilio y de la diputada Benavides lo “chamaquearon”, o lo que es lo mismo, no contaban con la astucia del senador Preciado y de la diputada Sosa.

Por ello la pregunta llega de manera automática, directa… ¿A medio año de distancia de la elección interna del PAN en Manzanillo, tendrá el grupo de Virgilio Mendoza la fuerza, el talento y la astucia política para igualar el número de preferencias hacia el interior del Partido Acción Nacional? La cultura política en la que se mueven los panistas nos habla de que son muy cerrados, es una democracia muy rara, muy poco pronosticable y obedecen más a complicidades y acuerdos internos que a las expectativas de victoria en las elecciones constitucionales.

Lo hemos visto muchas veces, en el PAN no ganan las internas los candidatos con mejor rentabilidad electoral; en el PAN, lo dice la historia, ganan las internas los que tienen más amigos, los que tienen más complicidades internas.

Por ello en las entrañas del grupo político de Virgilio Mendoza Amezcua se han encendido los focos de alerta. Con los 600 militantes que afiliaron en masa el senador Preciado y la diputada federal Martha Sosa, se complica la elección interna de Gabriela Benavides como candidata a la presidencia municipal. Pero la lectura más práctica, se consolidan las aspiraciones de Jorge Luis Preciado para ser postulado como el candidato de su partido al gobierno de Colima.

Si el PAN quiere conservar Manzanillo, necesita llevar como candidato a un proyecto que lleve en su ADN la rentabilidad y la popularidad del presidente municipal Virgilio Mendoza. El grupo de Preciado y Sosa podría ganar la interna, pero pueden quedarse en el camino. Si Virgilio se “estatiza”, “se amarra” en el proceso electoral que viene, entonces el PAN será barrido en Manzanillo. Y esa conclusión no la escribimos nosotros, es un aroma que se respira en el ambiente.

Jorge Luis Preciado Rodríguez van con todo y por todo. Ya lograron dar el bazookazo en Manzanillo. Ya generaron las condiciones necesarias para ganar la elección interna en el puerto.

Por eso, hoy más que nunca, el resultado de la elección del primer domingo de junio del 2015 pasa por un acuerdo, por un pacto, en donde los protagonistas son Virgilio Mendoza y Jorge Luis Preciado.

Si esos dos no se ponen de acuerdo y jalan en el mismo sentido, entonces el PAN estará aniquilado en el 2015. Pero bueno, como siempre, tenemos que insistir en la tesis de que eso, sólo parece.

MIS POSTDATAS DE ESTE DIA

P. D. 1.- Empieza la parte más emocionante del Mundial. Voy con Bélgica hasta donde tope. Y sospecho que los semifinalistas serán Colombia, Francia y Costa Rica. Es filosofía, me gusta ir con los débiles.

Y ni una línea más.