Punto (.) Rojo


LA PROFUNDA CRISIS DE LA DIOCESIS DE COLIMA ESTE DIA, CLARO QUE SI MANDO MIS POSTDATAS

  1. Baldomero Díaz Gaytán

 

De acuerdo con los datos del Inegi, en el estado de Colima, 82 de cada 100 profesan la religión católica. O lo que es lo mismo, la inmensa mayoría somos seguidores de esa religión y en consecuencia, tenemos como rector al Obispo de la Diócesis, don Marcelino Hernández.

Pero una encuesta levantada hace poco más de un año por “Visión Generacional”, revela que en el estado de Colima, 32 de cada 100 jóvenes menores de 25 años ven a la religión católica como un negocio y lo que es peor, 37 de cada 100 consideran que los que dirigen el catolicismo en el estado “son personas corruptibles que se mueven al vaivén de los intereses políticos y económicos”.

Hace muchos años, quizás 20, 25, empezó la debacle moral de la Iglesia Católica. En todos los rincones del estado corren las leyendas de sacerdotes que se han visto inmersos en escándalos que han dañado, de manera irreversible, su imagen moral.

Es del dominio público, por ejemplo, que el Obispo Hernández tiene en sus manos varios expedientes sobre las conductas de sacerdotes que han sido señalados, al menos por la vox populi, como presuntos responsables de actos inapropiados en el trato con los menores de edad. También, el Obispo está plenamente convencido de que muchos de sus sacerdotes tienen una notable influencia y, en consecuencia, acreditadas cercanías con varios actores políticos. Qué decir de algunos curas que han sido señalados por quedarse con fortunas de conocidas familias.

No podemos calificar a todos los sacerdotes de malos o inmorales, la inmensa mayoría son buenos, pero desde luego que hay muchos prietitos en el arroz, muchos curas que sin duda, su nombre está de boca en boca y en muchas de las ocasiones se puede acreditar que están muy lejos de llevar una vida como la que profesa y exige la religión.

¿Y a qué viene este tema?, la respuesta es simple, el día de ayer, el Vocero de la Diócesis de Colima, don Jesús Mendoza, salió a los medios para dejar constancia mediática de que “varios templos de Colima se están quedando solos, no hay sacerdotes que puedan atenderlos y ello se debe, fundamentalmente, a que se ha caído la vocación sacerdotal”. En pocas palabras, a los jóvenes de nuestros días no les llena la idea de ser curas.

Qué bueno que la Iglesia Católica, a través de uno de los hombres más cercanos al Obispo Marcelino, pone el dedo en la llaga y reconoce de manera tácita la crisis en la que se encuentra la Iglesia. Es tiempo y el momento ideal para reconocer errores, es hora de corregir rumbos, es momento de empezar a sembrar las semillas que generarán las cosechas del futuro.

No hay suficientes sacerdotes para satisfacer las necesidades de la grey católica de Colima y esas son malas noticias. Y es que, sin duda, gran parte de la reconstrucción moral de nuestra sociedad pasa, sin duda, por las fortalezas de la Iglesia.

Este es el momento ideal para recordar una frase de Víctor Hugo, en aquel célebre libro de “Los Miserables”, cuando el protagonista Jean Valjean dice en uno de sus primeros discursos públicos: “A veces tenemos que rasgar las telas del altar, pero que sea con el objetivo de vendar las heridas de la Patria”.

 

MIS POSTDATAS DE ESTE DIA

  1. D. 1.- Rigoberto Salazar resultó un pájaro de cuenta. No sólo fue el regalo que desde Palacio de Gobierno le enviaron a Jorge Luis Preciado para que se anulara la elección del 7 siete de junio del 2015 para gobernador del estado, sino algo peor… Le otorgaron más de un millón de pesos que estaban destinados para atender a las comunidades indígenas. Rigoberto tiene mucho que explicarle a la sociedad.
  2. D. 2.- El próximo viernes por la tarde, en el auditorio del Sindicato de Trabajadores de la empresa SSA-México, el diputado federal Virgilio Mendoza estará tomando protesta como nuevo líder del Pvem en Colima. Hay que estar atentos a lo que suceda en esa reunión, porque es obvio que Mendoza tiene el talento político para convertir a ese partido en la segunda fuerza electoral del estado. Al tiempo.
  3. D. 3.- Lo que sucedió en Colima se está gestando en el puerto. Ya se han realizado 3 reuniones en donde trabajadores adheridos al Sindicato Unico de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Manzanillo analizan la posibilidad de formar un nuevo gremio. La idea no es descabellada, máxime en este momento en donde la base trabajadora ve con desconfianza al líder Sergio Moreno. Saldrá mucho ruido de esas reuniones. Al tiempo.
  4. D. 4.- El titular del Osafig, Armando Zamora, reconoció que hubo errores en 12 de los 22 dictámenes que emitió la dependencia a su cargo. Pero dejó en claro que pese a esas pifias, no presentará su renuncia al cargo. Después de esta declaración, está tendida la cama para que don Armando se vaya a su casa, por una sencilla razón: De aquí en adelante sus dictámenes dejarán de ser confiables.
  5. D. 5.- La ola de robos está imparable. Los amantes de ajeno se meten a las casas habitación, a los templos, a las escuelas, a los negocios… Pero sucedió lo que hace años era inimaginable: Los cacos se robaron una imagen de la Virgen que se encontraba en un nicho en la colonia Bellavista. Los vecinos y la Iglesia Católica están indignados, a tal grado de que han calificado el hecho como sacrilegio.

Y ni una línea más.

Se el primero en comentar en "Punto (.) Rojo"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.