Punto (.) Rojo


 

LUPITA RUANO, ¿REGIDORA DE TRES COLORES?

JORGE LUIS… RECLUTAMIENTO EN MANZANILLO

PRI… ¿DOS MAGISTRADOS COMO EMERGENTES?

DIPUTADOS AUSENTES EN UNA CENA DE GALA

 

  1. Baldomero Díaz Gaytán

 

Hoy es jueves. Son muchos los temas que están rondando en el ambiente político. Hay muchos temas listos para el análisis, pero también, los correos electrónicos de “Punto (.) Rojo” se han saturado de información, por lo que en esta ocasión les presento a los lectores algunas pequeñas cápsulas de lo que sucede en el mundillo de la grilla. Como siempre, insistimos en la propuesta de que garantizamos la confiabilidad de los datos, pero las conclusiones son responsabilidad de los lectores.

1.- La división: En la sesión de Cabildo del pasado martes se desnudó lo que era una sospecha pública: La regidora Guadalupe Ruano Valdez pintó su raya y ha tomado la decisión de deslindarse de la fracción del Partido Acción Nacional en el cuerpo de gobierno del municipio de Manzanillo. No se sabe cuáles son las causas por las que deja la bancada azul, pero lo único cierto es que en las últimas horas se le ha visto muy cercana a los integrantes de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Hay que decir las cosas como son: Ruano Valdez no tiene un peso político propio, por lo tanto, al salirse del cobijo de la alcaldesa Gabriela Benavides y del diputado federal Virgilio Mendoza, su carrera política está cancelada. A Ruano la van a utilizar como en su momento usaron a Raúl Espinosa Nogueda y a Francisco Santana Ochoa. Al tiempo.

2.- Reclutamiento: En Manzanillo estamos viviendo dos realidades políticas: Por un lado, el diputado federal Virgilio Mendoza Amezcua está sumando a su proyecto político a muchos que en el pasado tenían acreditada militancia en el PRI. Desde luego que hay nombres para dar ejemplos, como el de Alberto Medina Urgell, Sergio Sánchez Ochoa y el de la ex regidora Celsa Díaz Zamorano.

Pero en el PAN están jugando la misma estrategia… Se cuentan pos docenas los nombres de los militantes del PRI que se están reuniendo con el senador Jorge Luis Preciado y la diputada federal Gretel Culin Jaime. No se trata de jugar a los adivinos, pero al menos en el municipio de Manzanillo, el tricolor se está quedando sin militantes.

3.- Los emergentes: Un informe secreto del Partido Revolucionario Institucional en Manzanillo revela que están planteando varios escenarios de cara a la elección constitucional del primer domingo del mes de julio del 2018. Tienen a Rubén Alamo Navarro como una opción, también a Virgilio Mendoza como prospecto para encabezar una alianza. Y también aparecen dos nombres que han estado guardados durante muchos años en el baúl de aspirantes del tricolor manzanillense.

Se trata de los magistrados integrantes del Supremo Tribunal de Justicia, Juan Carlos Montes y Montes y Miguel García de la Mora. Los dos son militantes y simpatizantes del tricolor y los dos surgieron a la actividad pública durante el silverato. En el PRI saben que lo que faltan son cuadros, por lo tanto los tienen contemplados como suspirantes. Hay que estar pendientes y hay que buscar la biografía política y profesional de estos dos abogados, porque están enlistados como bateadores emergentes para el 2018.

4.- Despreciados: Ayer, en la Cámara Baja del Congreso de la Unión, los operadores políticos del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, estuvieron repartiendo invitaciones entre los diputados federales integrantes de la fracción del PAN, “para que asistan a una cena que organiza el mandatario”.

Lo que llamó la atención es que ninguno de los tres legisladores federales panistas que tiene el estado de Colima fue invitado a la reunión… Ni Gretel Culin Jaime ni Fernando Antero Valle ni tampoco Eloísa Chavarría Barajas. Ello significa, en lenguaje llano, que el gobernador poblano está decidido a jugarla en Colima con Pedro Peralta Rivas y Gabriela Benavides Cobos. Y como lo dijimos en nuestra colaboración de hace algunos días, de acuerdo con lo que se observa, tiene muchas posibilidades de ganar la contienda en el estado.

Y ni una línea más.