Punto (.) Rojo


¿TODO BIEN, SEÑORES? -SI, SEÑOR PRESIDENTE

Y ESTE DIA, CLARO QUE SI MANDO POSTDATAS

 

  1. Baldomero Díaz Gaytán

 

En el sistema “democrático” que se vive en las entrañas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), lo hemos comprobado una y mil veces, el poder del líder nato del partido es inmenso.

En el PRI, hay que decirlo como es, se siguen las reglas del juego que dicta el jefe máximo del partido, es decir, el presidente de la República. El ejerce, al mismo tiempo, la facultad constitucional de jefe de Estado y la potestad meta constitucional de ser el jefe del partido.

En este sentido, todos los que militan en las cúpulas de poder del Revolucionario Institucional conocen las reglas del juego. Todos, absolutamente todos, han sido beneficiarios, en su momento, de las líneas del poder. Por lo tanto, como dice el refrán, que nadie se llame robado.

Bajo esta óptica, a las huestes del PRI en Colima les quedan menos de 24 horas para ponerse de acuerdo. Y es que, basados en la información que ha girado la Dirección de Comunicación Social de la Presidencia de la República, mañana viernes estará en Tecomán el jefe del Ejecutivo y primer priístas del país, Enrique Peña Nieto.

La agenda oficial del evento dice que viene a inaugurar una empresa en donde se fabricarán televisiones. Pero, para la práctica política, el presidente Peña Nieto viene, también, como jefe nato del PRI a conocer, de viva voz, cómo va avanzando el proceso de reunificación de su partido, porque queda claro que busca que el candidato de su partido, su ex colaborador José Ignacio Peralta Sánchez, salga victorioso en las elecciones del próximo siete de junio. Y es que, en política hay una regla sagrada: Los candidatos del presidente nunca pierden.

Por eso lo repito, a los priístas de Colima, a todos, les quedan menos de 24 horas para ponerse de acuerdo: El gobernador Mario Anguiano, el candidato “Nacho” Peralta, los ex candidatos Rogelio Rueda, Nabor Ochoa, Arnoldo Ochoa, Mely Romero, Itzel Ríos, Kike Rojas, Carlos Cruz, Rafael Gutiérrez, Federico Rangel, Francisco Anzar, Martín Flores, Fernando Moreno, todos, así, todos, deben llegar con una propuesta de unidad de cara al próximo siete de junio.

Y es que, la política se juega con el librito, se juega con el ABC, se juega con reglas, se juega con protocolos. Y mañana, tengo la certeza, de que el presidente Peña Nieto en su rol de jefe nato del PRI le hará esta pregunta a Mario Anguiano Moreno:

-¿Cómo vamos, señor gobernador?

Y la respuesta tendrá que ser optimista:

-Muy bien, señor presidente, ya tenemos todo planchado y estamos listos para entregarle muy buenas cuentas en las elecciones del próximo siete de junio. Gracias por venir a Colima.

Después, en alguna parte del recorrido, se unirá a los que fueron precandidatos a la gubernatura y les hará la pregunta de los 64 mil: ¿Todo bien, señores? Y todos responderán, al unísono, quizás hasta ensayado: -Sí, señor presidente.

Así son las reglas del juego, amables lectores. Así se juega la política. Por eso me queda claro que anoche, ni Peralta, ni Anguiano, ni Rangel, ni Anzar, ni Flores, ni Rueda, quizás nadie durmió. Y es que, insistimos, mañana, en la gira del presidente, tienen la obligación de decir todos: “En Colima todo está muy bien, señor presidente”.

En fin, insistimos, las historias de celos y rencores de los priístas las hemos visto ya muchas veces. Y al final, los tricolores tienen una extraña cualidad: Siempre se ponen de acuerdo. ¿Y sabe por qué, amable lector? Porque en la política nadie come lumbre. Y nadie, es nadie.

 

MIS POSTDATAS DE ESTE DIA

 

  1. D. 1- Hoy eligen al nuevo dirigente de Aciman. Víctor Lara Monteón y Héctor Huerta son los candidatos. En pocas palabras, el hijo de Jorge Armando Gaitán y de Esperanza Avalos contra quien busca reformar a la Aciman.

No hay comparación entre Huerta y Lara. El primero es innovador, el segundo, el cacicazgo que encarna al viejo PRI apoderado de una organización ciudadana.

Y ni una línea más.