Punto (.) Rojo


VIRGILIO: SUS PRINCIPALES ENEMIGOS… EN EL PAN

ESTE DIA, DESDE LUEGO QUE SI MANDO POSTDATAS

 

  1. Baldomero Díaz Gaytán

 

Hasta hace unos días, la sociedad civil de Colima había enviado el claro mensaje de que estaba lista para impulsar un proyecto político que tuviera su eje en el discurso de la alternancia. Hoy, ha quedado confirmado y comprobado que las altas cúpulas del Partido Acción Nacional (PAN) no estaban preparadas para encabezar ese anhelo democrático de muchos colimenses.

Primero fue Leoncio Morán Sánchez, quien renunció al PAN a través de las redes sociales, acusando, sin titubeos, la falta de espacios y oportunidades de participación política. No lo dijo, pero vendió entre los electores el devastador mensaje de que una mafia se había apoderado de las decisiones y, en consecuencia, de las estructuras formales de Acción Nacional.

Y con “Locho” se han ido muchos que han comprendido que en el PAN no hay futuro político. En Manzanillo, el activista ciudadano Víctor Manuel Granados Rangel presentó de manera pública su renuncia, argumentando lo mismo que “Locho”, la falta de oportunidades de participación política. Y el día de hoy es probable que se haga pública la renuncia de Esmeralda Cárdenas Sánchez a su militancia en un partido que se está debilitando gracias a sus propios errores.

La desbandada, dicen en el PAN, apenas inició. Y en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) acusaron que las pláticas para formalizar una alianza entre ambos partidos políticos colapsó por la arrogancia, altanería y hasta prepotencia de los negociadores panistas.

Hoy una pregunta está rondando en el ambiente político: ¿Qué decisión tomará el presidente municipal de Manzanillo, Virgilio Mendoza Amezcua, en torno a su futuro político?, ¿participará o no, como candidato del PAN al Gobierno del Estado en las elecciones constitucionales del próximo siete de junio?

Desde la óptica de esos dos planteamientos es necesario entrar en el laberinto de las preguntas y respuestas: ¿Realmente son confiables las cúpulas panistas como para pensar que se mantendrán leales a Virgilio Mendoza durante todo el proceso electoral del 2015?

Existe un antecedente demoledor, el de la ex candidata del PAN a la gubernatura del estado en las elecciones del cinco de julio del año 2009, la manzanillense Martha Leticia Sosa Govea, quien ocho días después de esa contienda, declaró a los medios de comunicación que “me queda la impresión de que perdí la elección porque el CEN del PAN me dejó sola en la contienda, pero sobre todo, porque hubo traiciones en varios municipios. Por ejemplo, en Villa de Alvarez, no nos explicamos la diferencia de votos que hubo entre la candidata a la presidencia municipal, Brenda Gutiérrez, y la candidata a gobernadora”.

No sabemos cuál decisión tomará Virgilio Mendoza en torno a su participación en las próximas elecciones; sin embargo, sí es necesario plantear de manera pública varias interrogantes: ¿Realmente es confiable el coordinador de la bancada del PAN en el Senado de la República, Jorge Luis Preciado Rodríguez?, o planteada de manera inversa: ¿Sería capaz Preciado Rodríguez de negociar al candidato de su partido a la gubernatura de Colima?

Y vienen en cascada otra serie de interrogantes: ¿La diputada federal Martha Sosa realmente estará comprometida en apoyar con todo el peso moral de su figura a Virgilio Mendoza?, ¿la legisladora local Gretel Culin realmente estará convencida en apoyar con todo a Mendoza? Duele decirlo, pero muchos de los enemigos de Virgilio están en las filas de Acción Nacional.

Hay que evocar a la historia para darnos cuenta de que las cúpulas del PAN se sostienen y sobreviven gracias a las derrotas electorales. Por ejemplo, el senador Preciado es el mejor ejemplo de ello, está donde está sin haber ganado nunca, jamás, una elección constitucional. Y qué decir de Fernando Antero Valle, quien ha sido muchas veces diputado local, siempre, obvio, por la vía plurinominal.

Pero el problema de fondo, al que debe darle Mendoza Amezcua la lectura adecuada, es a la descomposición que desde las alturas del PAN en Colima le están dando al escenario político estatal. El ejemplo más visible es en Armería, en donde Mendoza había pactado la candidatura con Ernesto Márquez Guerrero y al final del día, los seguidores de Preciado impulsaron el proyecto de “El Chino” Ramírez. Y en la capital del estado, Virgilio Mendoza quería como candidata a la alcaldía a Esmeralda Cárdenas, mientras que los seguidores de Preciado impulsaron al diputado Héctor Insúa y a la legisladora federal Patricia Lugo. Como lo dijimos, este día Esmeralda renunciará al PAN.

A Virgilio lo ataron de manos y no lo dejaron operar las circunstancias de su propia candidatura. Y por eso, hoy se ve un PAN colapsado, debilitado, con muy pocas posibilidades de victoria. Hay que escribirlo como es, Virgilio no puede jalar toda la carreta que se ha llenado, en muchos casos, de bultos electorales, de verdaderos vaquetones panistas.

No hay que ser mal pensados, pero me queda la impresión de que el PAN se está suicidando políticamente. O mejor dicho, lo están obligando a pegarse un balazo político en la cabeza. Como presuntos responsables aparecen los nombres de los que siempre han vivido de las derrotas electorales del PAN.

Y es que, lo dicen los libros ocultos de la democracia: Hay algunos que negocian poder con las derrotas de los partidos.

 

MIS POSTDATAS DE ESTE DIA

 

  1. D. 1.- Para los que duden de los pragmatismos con los que se maneja el CEN del PRI, les pasamos un dato que ha sido confirmado por seis de los que fueron aspirantes a la gubernatura de Colima:

El pasado viernes por la noche, en la sede del CEN del PRI, el líder nacional, César Camacho, se tardó un par de minutos en sentarse, saludar y decirles a todos los presentes que “el CEN ha tomado una decisión en torno a la candidatura de Colima y es nuestro amigo José Ignacio Peralta Sánchez”.

Así o más prácticos. No cabe duda de que en el sistema presidencialista priísta, el poder es para ejercerse.

  1. D. 2.- Malas, funestas noticias para el PAN en Armería. Se habla de que el PRI ha tenido acercamientos con el ex alcalde Ernesto Márquez, por mucho, la figura política más rentable de la comarca. Dicen los que saben que el compadre de don Ernesto, el diputado Nabor Ochoa, está a un paso de convencerlo de que el mejor proyecto del 2015 es el de Ignacio Peralta.

En Minatitlán los Mancilla han sido revalorados por el PRI y en Armería suman a una joya opositora. No cabe duda, el oficio político con que ahora se está manejando el PRI empieza a dar resultados.

  1. D. 3.- Se hacen apuestas en todos los mentideros políticos… ¿Cuáles son los nombres que más suenan para el cargo de coordinador general de la campaña de José Ignacio Peralta Sánchez? Dicen que en las propuestas aparecen diputados federales y un funcionario del gabinete estatal.

Y ni una línea más.