Punto (.) Rojo


VIRGILIO, A TOMAR EL CONTROL DE SU CAMPAÑA

ESTE DIA, CLARO QUE SI MANDO MIS POSTDATAS

 

  1. Baldomero Díaz Gaytán

 

Todos los indicios políticos apuntan en el sentido de que el presidente municipal de Manzanillo, Virgilio Mendoza Amezcua, será el candidato de la alianza PAN-PRD por la gubernatura del estado. Pero… si Virgilio quiere ganar la elección del primer domingo del próximo mes de junio, necesita, desde ya, agarrar el control y la operación política de su campaña.

Por ejemplo, en el Partido del Trabajo (PT) hay algunas voces que se quejan porque la posible alianza con el PAN y el PRD se abortó por la arrogancia de los negociadores que envió Acción Nacional a la mesa de acuerdos. Si en el PRI, el presidente del Comité Estatal, Francisco Anzar, pecó de soberbio al minimizar el valor electoral del PT, en el PAN no cantan mal las rancheras.

Y es que, a la hora de los balances, el PT es fundamental para que el PAN cumpla con el propósito de sacar al PRI de Casa de Gobierno. Pero vamos primero, a los archivos electorales:

En la elección extraordinaria del siete de diciembre del año 2003, el priísta Gustavo Alberto Vázquez Montes le ganó la elección al panista Antonio Morales de la Peña por un margen cercano a los 15 mil votos. En los comicios extraordinarios del 10 de abril del año 2005, Jesús Silverio Cavazos Ceballos le ganó a Leoncio Morán Sánchez la elección por poco más de 11 mil votos. Y en los comicios del cinco de julio del 2009, Mario Anguiano Moreno le ganó la contienda a la panista Martha Sosa por un margen cercano a los 15 mil votos.

En consecuencia, los archivos de la aritmética electoral nos confirma que en Colima, en los últimos tres procesos electorales, el PRI le gana la gubernatura al PAN por un margen que fluctúa entre los 11 y 15 mil votos, en promedio, algo así como el cuatro por ciento de la votación global.

En este sentido, en los últimos tres procesos, de acuerdo con los datos del Instituto Electoral del Estado (IEE), la votación que ha obtenido el PT como partido político ha oscilado entre el 3.7 y el 3.9 por ciento. Prueba de ello es que en el 2009 lograron meter como diputado en el Congreso del Estado a Olaf Presa Mendoza y en el año 2012 llegó a la curul legislativa el manzanillense Marcos Barajas.

En consecuencia, lo que como estructura política le podía aportar el PT a la alianza política que firmarán el PAN y el PRD era algo así como 12 mil votos. Una cantidad de sufragios muy parecida a la que ha sido la diferencia histórica entre el PAN y el PRI en las elecciones en donde va en disputa la primera magistratura del estado. No estamos exagerando en el comentario, pero una alianza con el PT le puede significar al PAN la diferencia entre ganar o perder.

En este sentido, vale la interrogante: ¿En qué punto colapsaron las pláticas entre los dueños del PT en el estado y los representantes del PAN en la mesa de las negociaciones? Todos los indicios apuntan a la arrogancia de los panistas, pero también, según los petistas, “a la baja cotización que tenían en el PAN de lo que representa el Partido del Trabajo en el mercado electoral”.

Según se sabe, el PAN le ofrecía al PT una candidatura a una diputación local, concretamente, la del distrito siete en Villa de Alvarez, y el PT quería una candidatura en la capital del estado. El PAN ofrecía posiciones en seis de los diez Ayuntamientos de la entidad, pero todas, absolutamente todas, en la última posición. Dicen que ahí fue en donde reventaron las negociaciones.

A Virgilio Mendoza se le están llegando las horas de las definiciones. Todos comentan que el próximo miércoles, en la fiesta de su cumpleaños que se realizará en las instalaciones del casino de la feria de Manzanillo, la alta cúpula del PAN lo destapará de manera formal como su candidato al Gobierno del Estado. Y tres días después, el 24, el PRD y el PAN harán el anuncio oficial de su alianza.

Por eso la sugerencia llega directa: Si Mendoza Amezcua quiere ganar la elección del próximo siete de junio, necesita, de manera forzosa, los 12 mil votos que tiene el PT en su canasta de negociaciones. Y lo más importante, a Virgilio le urge, desde ya, tomar el control total de su proyecto político.

Y es que, lo dice la regla: Ya son los tiempos de los candidatos. Y los candidatos son los que diseñan las circunstancias de sus proyectos políticos. ¿O no lo cree usted así, amable lector?

 

MIS POSTDATAS DE ESTE DIA

 

  1. D. 1.- Víctor Granados se va del PAN en los tiempos en que ese partido tiene posibilidades reales de ganar la gubernatura. Y no son pocos los que piensan que se va al PRI. Y es que, su hermano “Chuy” es subdelegado de Turismo y otro de sus hermanos es uno de los aliados fuertes de Ignacio Peralta en Manzanillo. A la política hay que darle las lecturas adecuadas.
  2. D. 2.- Alfredo Hernández Ramos, líder del partido Nueva Alianza en el estado, ya tiene la oferta política sobre la mesa: Le ofrecen ser el candidato a la diputación local por el distrito VII en Villa de Alvarez. En consecuencia, el pacto PRI-Panal está a punto de firmarse.
  3. D. 3.- Mucha fiesta el día de ayer en Minatitlán. Y un evento social sirvió para comprobar la altísima popularidad del alcalde Alejandro Mancilla. En el CEN del PRI están convencidos de que sería mucho más rentable que lo que representaría una imposición de Norma Galindo en la candidatura a la diputación federal por el segundo distrito.

Y ni una línea más.