Punto (.) Rojo


J. Baldomero Díaz Gaytán.-

INFORMACION de primer nivel que se mueve en las entrañas del Partido Acción Nacional revela que, hasta el momento, el presidente municipal de Manzanillo, Virgilio Mendoza Amezcua, tiene técnica y prácticamente amarrada la candidatura de ese instituto político al Gobierno del Estado.

Es decir, los informes que tiene el Comité Nacional del PAN le indican que “con Mendoza como candidato, el partido tiene enormes posibilidades de ganar la elección en Colima el próximo 7 de junio”.

Y en este sentido, en las entrañas del PAN de Manzanillo se respira que “mucho antes de lo que todos piensan”, Virgilio podría ser ungido como candidato. Y las especulaciones subieron de tono el día de ayer cuando a nivel nacional se dio a conocer que la senadora de la República, Luisa María Calderón, va en caballo de hacienda para convertirse en la candidata del PAN a la gubernatura de Michoacán.

Aquí lo advertimos en nuestra colaboración del jueves anterior, cuando comentamos que el parto del candidato del PAN a la gubernatura se podría adelantar. Y mucho antes de lo que se imagina podría anunciarse que Virgilio Mendoza será el nominado a la gubernatura.

Y es que, lo dicen los números de las encuestas y lo dice la realidad política: Primero, Virgilio está muy por encima del senador Jorge Luis Preciado en las encuestas ciudadanas, y, segundo, Preciado nunca dejaría el espacio de poder político que ocupa para venirse a jugar en una aventura llamada Colima. Jorge Luis va a jugar, sí, pero un rol protagonista en los comicios generales del 2018.

Y en este sentido hay que ir un paso adelante en el análisis político. En los pasillos de la presidencia municipal el nombre de José Antonio Alvarez Macías empieza a sonar con insistencia, porque en el momento en que Virgilio pida licencia para separarse del cargo, en ese momento, el popular “Toño” será llamado, por ley, a ocupar la silla principal de la sala oval de Juárez número 100.

Hay que revisar la biografía política de Toño Alvarez para darnos cuenta que es un hombre de buena estrella en el mundillo de la política.

En el año de 1997, José Antonio Alvarez fue registrado como candidato del PAN a la diputación local por lo que entonces era el distrito número siete. Y en la elección constitucional dio el campanazo, al vencer a Esperanza Avalos Leyva, quien buscaba, por segunda ocasión, llegar al Palacio Legislativo.

En el año 2000 buscó ser el candidato de su partido a la presidencia municipal, sin embargo, se le atravesó en el camino el entonces director de Desarrollo Social de Martha Sosa, Francisco Santana Ochoa, quien en una polémica elección interna le ganó la nominación a Carlos Ortiz Ayala, quien en ese momento iba en alianza con Toño Alvarez Macías.

En el 2003, Alvarez volvió a buscar la diputación en la zona del Centro Histórico de Manzanillo y le ganó la contienda constitucional a la notaria pública Margarita Torres Huerta. Durante su participación en esa Legislatura, Toño contrató los servicios profesionales de una figura clave en el PAN del presente, la abogada Gabriela Benavides Cobos.

En los comicios del 2006, una vez más, Francisco Santana y Antonio Alvarez buscaron la candidatura azul a la alcaldía porteña. A Pancho lo empujaba Nabor Ochoa López y a Toño lo apadrinaba Martha Sosa Govea. Al final de la partida de ajedrez, Martha vetó a Pancho y Nabor a Toño, por lo que apareció la figura de un tercero en discordia, el entonces director de Desarrollo Social, Virgilio Mendoza Amezcua.

Como premio de consolación, Toño Alvarez fue incluido en la fórmula del PAN al ayuntamiento como candidato a síndico.

En el año 2009, Antonio Alvarez buscó lo que nadie había logrado en la historia moderna de Colima, ser diputado local por tercera ocasión en un mismo distrito electoral. Ganó la candidatura, pero perdió la elección constitucional ante el naborista Juan Roberto Barbosa López.

En los comicios generales del 2012, el nombre de Antonio Alvarez Macías apareció de nuevo en las boletas electorales. Fue el suplente de Virgilio Mendoza Amezcua en la candidatura a la presidencia municipal.

Por eso en Manzanillo ya se empieza a hablar del futuro. Virgilio Mendoza Amezcua está en la antesala de ser el candidato del PAN a la gubernatura. Y Toño Alvarez está muy cerca, a nada de ser el presidente municipal interino.

Y ello, en lenguaje político, significaría que empieza la era de Gaby Benavides el frente del poder municipal.

 

MIS POSTDATAS DE ESTE DIA

 

P. D. 1.- Son tiempos de promesas y de acuerdos políticos. La presidenta del PAN municipal, Carmen Rodríguez, pidió licencia para separarse del cargo y se habla que ya tiene una posición en la fórmula de Gaby Benavides. No cabe duda, son tiempos de entender los mensajes.

P. D. 2.- Y hablando del PAN, se menciona que otro que tiene un lugar seguro en la fórmula es el comunicador Alejandro Pérez, actual delegado municipal en la zona de Las Brisas. Aún con lo polémica de su figura, Alex le sumaría un buen caudal de votos al proyecto azul.

Y ni una línea más.