Punto (.) Rojo


UNIDAD: EL CLAMOR DE LAS BASES CETEMISTAS

ESTE DIA, CLARO QUE SI MANDO MIS POSTDATAS

 

J. Baldomero Díaz Gaytán

 

La Confederación de Trabajadores de México (CTM), uno de los tres sectores más influyentes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), puso ayer, en Manzanillo, el dedo en la llaga, al dejar un demoledor mensaje de que están preocupados por la profunda división por la que atraviesan las estructuras del partido en este momento.

En el evento en donde el regidor Alberto Medina Urgell fue electo como nuevo líder de la CTM en Manzanillo y ante la presencia de Francisco Anzar Herrera, líder estatal del partido; Martín Sánchez Valdivia, dirigente municipal, y Francisco Zepeda González y Fernando Morán Rodríguez, los dos principales aspirantes a la candidatura a la presidencia municipal, los cetemistas elevaron la voz.

Primero fue Diana Gutiérrez Calderón, quien al presentar las conclusiones de las ponencias presentadas por los diferentes liderazgos que aglutina la CTM, dijo esto: “En Manzanillo estamos preocupados por los síntomas de división que estamos percibiendo en el partido. Hoy queremos decir ya basta, porque hemos sido testigos de los resultados nefastos a los que nos llevan esas divisiones. Por eso hoy lo decimos de manera abierta y elevando la voz, no queremos llegar confrontados a la elección que viene, dejemos que el partido haga su tarea y después, todos juntos, nos sumemos al proyecto de quien sea seleccionado por el partido como candidato para la elección constitucional”.

Pero no fue todo, al hacer uso de la voz, Alberto Medina Urgell también tocó el tema y mencionó que “en la CTM, queremos dejarlo bien en claro, vamos a dejar que el partido defina los candidatos a puestos de elección popular y con ellos vamos a trabajar, no nos vamos a sumar a ninguna propuesta, nos vamos a sumar, lo dejo bien en claro, para respaldar a quienes sean los candidatos del PRI. En la CTM le apostamos a la construcción de la unidad del partido”.

Sin duda, un duro, durísimo mensaje de los líderes cetemistas, que debió contar con el aval y apoyo de Graciela Larios Rivas, líder del cetemismo en el estado.

La CTM en el puerto ha dado un paso al frente y ayer le dejó sobre la mesa dos mensajes al PRI estatal. Primero, ya está sobre el tablero el proyecto político de Alberto Medina para que sea el candidato a la diputación local por el distrito electoral número XII. Y segundo, en la CTM están preocupados por la profunda división que se respira entre las huestes priístas del puerto.

Hay que decirlo como es, este mensaje llevaba dos destinatarios: Francisco Zepeda y Fernando Morán. Por lo tanto, la respuesta al clamor de las bases está en las manos del diputado federal y del secretario de Desarrollo Urbano. Pero también, está en las manos de sus seguidores, esos que, desde las redes sociales, un día sí y al otro también se están enganchando en campañas de desprestigio.

El día de ayer, hay que decirlo claro, la CTM le dio al PRI una enseñanza de lo que es la responsabilidad política. Y eso, sin duda, a todos nos queda claro.

 

MIS POSTDATAS DE ESTE DIA

 

P. D. 1.- Ayer, durante la asunción de Alberto Medina como nuevo líder de la CTM en Manzanillo, hubo un largo y prolongado diálogo político entre Graciela Larios Rivas y Cecilio Lepe Bautista, por mucho, los dos líderes sindicales más influyentes que tenemos en Colima, dos colosos. Dicen que hay alianza política entre ambos. Aunque muchos no lo crean, “Chilo” vuela hacia la candidatura a la diputación federal del PRI.

P. D. 2.- Ya nos confirmaron un dato: El sábado por la mañana, el diputado federal Nabor Ochoa estuvo en la Ciudad de México, en donde fue recibido por el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong. Mensaje de alto contenido político, Nabor entiende, comprende que su candidatura a la gubernatura pasa por una negociación política en las alturas del poder político. Y quien hace los pactos, los acuerdos con las fuerzas políticas, se apellida Osorio Chong.

P. D. 3.- Roberto Chapula de la Mora y Leoncio Morán Sánchez son dos enemigos políticos declarados. “Locho” le ganó a Chapula dos elecciones, la de presidente municipal de Colima y la de la diputación federal por el primer distrito electoral. Dicen que el sábado anterior, en una reunión en la ciudad de Colima, Chapula y “Locho” se echaron flores mutuas y al final se fundieron en un efusivo abrazo. Que alguien nos explique, porque la verdad, no entendemos nada.

P. D. 4.- Es un agrado encontrar funcionarios que hagan buen papel en el sector privado y que además, realicen una brillante labor en el sector público. El ingeniero Javier Pelayo Ruelas destaca en la administración de Capdam, dejando metas muy altas para el futuro. Pelayo es uno de los cetemistas que deben de estar en las boletas electorales el próximo año.

P. D. 5.- La publicidad política evoluciona. En el 2003 a Gustavo Vázquez le gustaban los tacos. En el 2005 nos dijeron que Silverio Cavazos era uno de nosotros. En el 2009 nos latió el corazón. En el 2012 la V de Virgilio se sustituyó por la B de bueno. Y ahora Gretel y Alejandro García nos invitan a que escuchemos la radio.

Dios santo. Qué nos pasa. Pero es un tema que merece que toquemos en una próxima columna.

P. D. 6.- Y otro que anda en las mismas es el secretario general de Gobierno y aspirante a la candidatura del PRI a la gubernatura. En varios camiones urbanos apareció la imagen de Rogelio Rueda y el slogan “Rogelio Rueda… y corre”. Sería más agradable un mensaje que dijera “Rogelio Rueda… y trabaja”. ¿O no lo cree así, amable lector?

P. D. 7.- La semana que se fue, el líder nacional del PRI, César Camacho Quiroz, visitó la sede de la Croc, en donde fue atendido por el dirigente nacional de esa central obrera, Isaías González Cuevas.

En el evento sólo hubo tres oradores: Don Isaías, don César y un tal David Ortega, líder de la Croc en el estado de Colima.

¿Alguna duda de que Ortega Quiterio tiene las alianzas nacionales que se necesitan para obtener una candidatura del PRI a una diputación local en Manzanillo? En la política hay una regla, percepción es realidad.

Y ni una línea más.