Puerto de Manzanillo, sin básculas suficientes


En Manzanillo, el puerto líder mexicano, no hay suficientes básculas para cumplir con la nueva norma internacional  que define como obligatorio el pesaje de contenedores, la cual entrará en vigor a partir del 1o de julio de este año, señaló Leonardo Gómez, presidente de la Asociación Nacional de Transporte Privado, agregando que se está dejando toda la responsabilidad del pesaje a los exportadores, lo que puede afectar los niveles de ventas al extranjero.

El Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (Solas, por sus siglas en inglés), define que todos los contenedores a exportar, deberán ser pesados y etiquetados de manera certificada para que los barcos no tengan riesgo de sufrir accidentes debido a la diferencia de pesos en las naves.

Afirmó que esta medida está limitando a las empresas pequeñas y medianas (pymes) que no tiene una báscula, ya que no hay suficientes en los puertos de México.

“La nueva norma internacional sin duda alguna congestionará al Sistema Portuario Mexicano”, aseguró Pablo Flores, director de mercadotecnia de Maersk Line para México y El Caribe. “Vemos un reto si los embarcadores se esperan al puerto para pesar. Por ejemplo, en Lázaro Cárdenas tienen dos básculas, si todos se esperan a pesar en el puerto eso se convertirá en un cuello de botella, y en todos los puertos son casos similares”.

“El embarcador si enviaba su mercancía 4-5 días antes de la llegada del barco, ahora tendrá que hacerlo 6 o 7 días antes por si no encuentra espacio disponible para el pesaje; sabiendo que sólo hay una o dos básculas, tendrá que mandar su carga anticipadamente.”

Por último, Felipe Bracamontes, nuevo presidente de la Asociación Mexicana de Agentes Navieros A.C., dijo que “si no está etiquetado el peso de los contenedores, de ninguna manera se van a subir a los barcos portacontenedores.”, concluyó.