Propone Nacho eliminar impuesto para beneficiar la enseñanza


Para acabar con la carga económica que a las escuelas privadas les significa el Impuesto a la Prestación del Servicio de Enseñanza, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez presentó al Congreso del Estado una iniciativa de ley con la que propone derogar ese gravamen.

Con esta iniciativa de reforma a la Ley de Hacienda del Estado, Peralta Sánchez cumple un compromiso más que adquirió durante su campaña política.

En la exposición de motivos de la iniciativa, el gobernador señaló que en Colima el sector educativo privado es sujeto al Impuesto a la Prestación del Servicio de Enseñanza, que se causa al aplicar la tasa del 2% del monto total de ingresos que perciben por la prestación de dicho servicio.

Indicó que ese impuesto representa una carga económica para las escuelas particulares, lo que provoca un desincentivo para destinar esos recursos al mejoramiento de los servicios educativos que prestan, o en su caso, poder ampliar su oferta educativa.

Explicó que con el firme propósito de eliminar obstáculos que impidan la optimización de los servicios educativos que se imparten en Colima, es necesario construir condiciones adecuadas para que la educación se preste bajo estándares de mayor calidad y que se extienda al mayor número de niñas y niños posible.

Peralta Sánchez expuso que en concordancia con lo establecido en el artículo 3° de la Constitución Federal, el cual reconoce el derecho de todo individuo a recibir educación, lo que implica la obligación del Estado de implementar acciones para asegurar su accesibilidad al mayor número de personas en igualdad de condiciones, es que propone derogar el Impuesto a la Prestación del Servicio de Enseñanza.

Expresó que su iniciativa constituye un impulso a favor del derecho a la educación, de respaldo a los estudiantes y de apoyo para todos aquellos particulares que tienen como actividad económica preponderante la prestación de ese relevante servicio para la sociedad.

Finalmente, manifestó que con esa propuesta su gobierno busca que las escuelas pertenecientes al sector educativo privado cuenten con mejores condiciones para mejorar su infraestructura, los servicios que prestan y  puedan ampliar y hacer más accesible su oferta educativa para la sociedad colimense.