Propone diputada que legisladores no cobren sueldo como maestros


Martina Ornelas

 

Leticia Zepeda, diputada local de Movimiento Ciudadano presentó una iniciativa de reforma para evitar que los legisladores cobren doble sueldo si han sido maestros.

Dijo que el artículo  25 de la Constitución Política del Estado, desde el 5 de septiembre de 1954 determina que e l cargo de diputado es incompatible con cualquier comisión o empleo del Gobierno Federal o del Estado, por los cuales se disfrute sueldo salvo que la comisión o empleo sea del ramo de Educación Pública.

“El artículo 25 Constitucional establece una excepción que genera un privilegio al precisar que la función docente es el único trabajo o comisión remunerada compatible con el desempeño de legislador, ¿Cuántos diputados habrán disfrutado de una doble paga sin ejercer la labor docente?”.

Recalcó que esta conducta es inmoral, incorrecta y totalmente falta de ética “es una realidad que debe ser modificada para que ya no ocurra ni ahora ni en el futuro. En estos momentos no existe razón alguna por la cual, si cualquier ciudadano tiene un empleo estatal o federal remunerado y adquiere el honor de ser diputado debe renunciar para dedicarse de tiempo completo a las actividades legislativas, porqué, en el ramo de la educación puede seguir cobrando tres o seis años, un sueldo que no desquita”.

Además de lo expuesto, argumentó que se violenta el artículo 1º. Constitucional, pues permite un trato discriminatorio a los diputados que no se dedican al ramo docente, quienes deberán solicitar, en caso de tener empleo o comisión que no es educativa, licencia sin goce de sueldo o definitivamente renunciar a su puesto.

“En el contexto federal, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, refiere en su artículo 62 que los diputados y senadores propietarios durante el período de su encargo, no podrán desempeñar ninguna otra comisión o empleo de la Federación o de los Estados por los cuales se disfrute sueldo, sin licencia previa de la Cámara respectiva; pero entonces cesarán en sus funciones representativas, mientras dure la nueva ocupación. La misma regla se observará con los diputados y senadores suplentes, cuando estuviesen en ejercicio. La infracción de esta disposición será castigada con la pérdida del carácter de diputado o senador”.

Aclaró que las finanzas estatales no están para seguir sufriendo el embate de los intereses particulares “Y muchos ciudadanos preparados y capaces de la rama docente, están a la espera de una oportunidad”, dijo.