Prohibir fulles colapsaría al puerto de Manzanillo y golpearía a la economía del país   


Habría afectación en el flujo logístico de sectores como el automotriz y otras grandes industrias torales para México: Yax Tzel Nolasco     

Prohibir la circulación de los tráileres doble remolque (fulles) en México, causaría no una saturación sino un colapso del puerto de Manzanillo al ser logísticamente inviable que entre y salga una unidad por cada contenedor que moviliza el recinto fiscal más ocupado del país.

Así lo señaló en entrevista para Comunidad Portuaria, sección especializada de El Noticiero, Yax Tzel Nolasco, presidente de la Unión Transportista de Carga de Manzanillo (UTCM), señalando que además se detonaría una inflación que terminaría causando una afectación severa a la de por sí afectada economía mexicana.

“Estamos hablando de hacer que ingresen el doble de unidades de tractocamiones; me atrevo a decir que el puerto colapsaría”

Ponderó al tiempo de advertir que no sólo se dispararían los precios de la canasta básica, sino también habría afectación en el flujo logístico de sectores como el automotriz, distorsionando las proyecciones de inversión de esa y otras grandes industrias torales para México.

Recalcó que la promesa de generar más empleos a costa de la inhabilitación del “full”, resulta incongruente cuando hoy en día el gremio enfrenta un déficit de 50 mil operadores capacitados a nivel nacional, cifra que se duplicaría o triplicaría, ya que se requieren de varios conductores por cada unidad para relevarse en los descansos.

Sentenció que si se busca reducir la siniestralidad carretera, el ‘full’ no tiene que desaparecer; al contrario, incluso incrementarse su uso, pues las estadísticas confirman que la tasa de accidentes por kilómetro, es más alta en los tráileres sencillos que en los dobles remolques, por lo tanto, eliminar esta configuración de carga dispararía los percances fatales en la red carretera nacional.

Por último, se promulgó por que las autoridades mejoren las vías terrestres y vigilen la aplicación de las normas vigentes sobre el buen estado físico-mecánico de todas las unidades.