Prioritario ordenar transporte urbano


El Estado asumirá el control, advierte; “unos concesionarios son ruidosos por interés”, señaló Gisela Méndez

Carlos Valdez Ramírez

 

El tema de la movilidad de pasajeros en el servicio de transporte público urbano es prioritario para la Secretaría de Movilidad porque es donde la dependencia considera se debe mover más gente, dijo la titular de la dependencia Gisela Méndez.

Refirió “cuando llegamos (a la secretaría de Movilidad) el tema del taxi no era algo que lo tuviéramos como prioridad, sigue siendo prioridad el transporte público urbano. La entrada de nuevas tecnologías y nuevas empresas ha puesto el taxi en un nivel de discusión y en eso hay que intervenir”.

Dijo que la propuesta de la Secretaría que encabeza es que haya diferentes niveles de servicios de taxis y calificó la competencia por el pasaje como desleal ya que hay taxis que la hacen de colectivo y en sus viajes le van quitando pasaje al servicio urbano de camiones.

Comentó que hasta antes de la creación de la Secretaría de Movilidad todo lo relacionado al trasporte no se trataba de manera sistemática “ahora cuidamos que cada movimiento no nos desajuste lo que queremos realizar”.

También fue enfática al señalar que el Estado tomará en serio su autoridad en movilidad porque “no ha sido autoridad el Estado en temas de transporte, dar una concesión no es ejercer autoridad. Ejercer autoridad es asegurarse que lo que establece la ley para la operación de las concesiones se cumpla”.

Comentó que hay beneficios en la ley que protegen a los taxistas y esos sí los tienen presentes los concesionarios y en ese sentido dijo “les digo que se saben de memoria el art. 104 de la ley, pero no se saben el 136 en adelante donde están páginas y páginas de cómo les podemos nosotros revocar una concesión porque hacen mal su trabajo”.

Reconoció que logar la transformación del trasporte no será tarea fácil ni algo que se pueda lograr de la noche a la mañana, pero sí se deben realizar ajustes para que los mismos grupos que están trabajando bien se sientan seguros.

Dijo que son los mismos taxistas los que han ido proporcionando información y pidiendo se aplique la ley parejo a todos, sin excepción, porque hay algunos concesionarios que se aprovechan y equilibrarlo será una de las tareas que haga la secretaría aunque reconoció que hay unos concesionarios “muy ruidosos; son los que generalmente mantienen ciertos intereses y presionan bastante”.

“La posición del gobernador es muy clara y se los ha dicho recientemente, el objetivo del gobierno del Estado es ordenar el sector, y a nosotros nos ha pedido aplicar la ley como se debe y cuando la ley no nos ayuda a corregir este control, entonces reformarla para que nos permita hacerlo y eso es lo que hemos hecho, construir una ley que nos permita ajustar todas estas tuercas de la situación (del transporte) en Colima”, dijo.

Reconoció que en este proceso se han encontrado resistencias de los transportistas, pero han socializado la propuesta para que todos se sientan incluidos en la ley y también aquellos cuyos intereses son diferentes a los transportistas, como los usuarios y los ciclistas.

Para finalizar refirió que en Colima más de 5 mil personas usan bicicleta para transportarse por razones de oficios u otras ocupaciones “y todos esos viajes se los vamos a quitar a alguien, se los vamos a quitar al taxi, generalmente al transporte público. Entonces lo que tenemos que hacer es coordinar cómo hacemos cada una de esas cosas para que nadie salga perdiendo”.