Presidente de Conmebol busca reducir sanción a Suárez


El presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), el uruguayo Eugenio Figueredo, aseguró hoy que trabaja para reducir la sanción al delantero connacional, Luis Suárez.

“Espero que no sean tantos partidos. Ya hay un movimiento de gente para que se reduzca la pena. Nuestro objetivo es que se baje la sanción y estamos trabajando en eso”, dijo Figueredo a la radio uruguaya Sport.

La FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado) suspendió a Suárez por morder al defensa italiano Giorgio Chiellini con nueve partidos con su selección y durante cuatro meses para cualquier actividad futbolística.

“En este momento estoy defendiendo a Suárez 24 horas por día y por ahora la sanción es para partidos oficiales de la selección uruguaya, no amistosos ni nada de eso”, aclaró Sport.

Dirigentes de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) acusaron a Figueredo de no apoyar la defensa de Suárez ante la FIFA.

Con la suspensión impuesta durante el Mundial, el último goleador de la liga inglesa se perdería íntegramente la Copa América Chile 2015 y si Uruguay juega los seis partidos de ese torneo, además, dos partidos de las eliminatorias a Rusia 2018.

Para Figueredo, “el error fundamental fue haber actuado de oficio. Si el árbitro hubiera cobrado algo, no se podía actuar de oficio, pero las 34 cámaras que tiene la FIFA detectaron lo que la terna de jueces no logró detectar”.

“Actuar de oficio es una tecnología que va en contra del fútbol, porque el fútbol es ese deporte que conocemos en donde todos protestan y se polemiza sobre las jugadas. La sanción a Suárez es una barbaridad y por eso pasó lo que pasó”, concluyó.

Suárez expresó el lunes su profundo “arrepentimiento” por haber mordido a Chiellini, a quien le pidió perdón así como a “toda la familia del fútbol”.

“Me comprometo públicamente a que nunca volverá a ocurrir un incidente como este con mi intervención”, aseguró Suárez en un comunicado público.

Con Suárez suspendido, Uruguay cayó 0-2 ante Colombia por octavos de final del Mundial.

La agresión del atacante a Chiellini se dio en el encuentro que Uruguay ganó 1-0 a Italia, resultado que había clasificado a octavos a La Celeste por el Grupo D y eliminado a La Azzurra.