Preocupados colonos por los desalojos

Desarrollo de fraccionamientos | Foto: Especial

Anilú Salazar Mejía

 

Gran preocupación ha causado la forma en que abogados y fuerza pública desalojaron a siete familias de la colonia Villa Izcalli, sin importarles que las viviendas las habitaran ancianos, niños o enfermos.

Don Miguel Rodríguez, de la calle Xian, fue el primero en ser desalojado, a las ocho de la mañana llegaron a su domicilio cuatro policías, un abogado y un actuario, exigiéndole que recogieran sus pertenencias y les dijeran dónde llevárselas porque ya tenían listo el camión de mudanzas.

“En esa casa vivimos mi esposa de 70 años y yo de 72 años, en ella llevamos 27 años viviendo, pero no quisieron ceder, dijeron que si no les abría me rompían las chapas, incluso rompieron la del cancel y el abogado representante me dijo “tómese unos minutos para sacar sus cosas, aquí traemos gente” y nos echaron las pertenencias a una mudanza y ahora estamos en la cochera de un yerno”.

Destacó que él dejó de pagar las mensualidades porque no hubo quién les recibiera el dinero, “ya que la empresa Túneles y Construcciones que nos vendió las casas, desapareció; fuimos abonando a Bancomer, pero nos dijeron que ya no iban a recibir esos abonos”.

 

Buscamos diferentes vías

 

Por su parte, la vecina Judith Briceño destacó que una vez que desapareció la constructora buscaron diferentes vías para pagar, incluso directamente a Fovissste, “pero ellos se desentendieron diciendo que las cosas ya no estaban en sus manos”.

La vecina María del Socorro, mencionó que durante años “Se aparecieron diferentes dueños, todos querían venir nada más a fraudearnos, nunca creímos que esto iba a suceder”.