Por concluir la remodelación de mercados


Anilú Salazar.-

Los trabajos del programa de remodelación y rehabilitación de los mercados públicos en la entidad, donde se invirtieron casi 41 millones de pesos, están a punto de concluir y ahora sólo resta iniciar una campaña de difusión para invitar a los colimenses a visitarlos, informó el secretario de Fomento Económico, Rafael Gutiérrez.

Dijo que en dos de ellos: el Alvaro Obregón, de Colima y el Cinco de Mayo de Manzanillo, el proyecto de la obra sufrió modificaciones y se requiere una inyección de recursos extras, porque se amplió el área de la techumbre en ambos casos, condición que inicialmente no estaba en el concepto de los catálogos de obra.

“Teníamos considerado, al principio de la obra, en el concepto de catálogos cuando se hace levantamiento por las diferentes autoridades, que se cambiará una parte del techo, pero al final los locatarios pidieron que se cambiara todo el techo y eso elevó el costo de la obra casi en un millón de pesos más”, estableció.

Por esta razón señaló que cuando terminó la remodelación de casi 120 locales, quedaron sin cubrir otros 16 que están fuera de esta zona en los portales y al conocer la situación, el gobernador Mario Anguiano, autorizó buscar recursos para terminar de techar esos 16 locales que están al frente de los portales.

Recalcó que el resto de los mercados intervenidos son ocho: El Constitución, Manuel Alvarez, Francisco Villa, Alvaro Obregón, Lázaro Cárdenas de Tecomán y tres más en Manzanillo.

Precisó que una vez aplicados los casi 41 millones de pesos del proyecto, se trabaja con los locatarios en la campaña de difusión para invitar a la gente a comprar en los mercados y que conozcan la nueva infraestructura disponible, la limpieza de los mismos y los precios competitivos de sus productos.

Subrayó que mientras se desarrollaban los trabajaos de remodelación se aprovechó el tiempo para ofrecerle a los comerciantes un amplio programa de capacitación para tener una visión de negocios como empresarios y puedan responder a las necesidades de sus compradores.

Indicó que los locatarios tendrán que ampliar sus horarios de venta para poder competir con las cadenas de supermercados dado que actualmente las amas de casa también salen a trabajar y ya no pueden acudir a hacer sus compras en las mañanas sino al término de su jornada.

Finalmente, reconoció que después de remodelar la mayor parte de los mercados públicos aún quedaron algunos que tienen otras necesidades, las cuales se pondrán a consideración del gobernador, incluido un proyecto que vale 50 millones de pesos para derribar y construir de nuevo el mercado Cuauhtémoc del municipio de Tecomán, que ha resentido graves daños por los sismos.