Policías golpearon a dos embarazadas


Luis Alberto de la Mora

Ayer domingo, varias mujeres vecinas de la comunidad de Rincón de López hicieron una denuncia pública ante diversos medios de comunicación por una serie de atropellos cometidos al parecer por elementos de la Policía Estatal Preventiva y de Procuración de Justicia, pues sin orden de cateos se introdujeron a varios domicilio ubicados en la Avenida Fundadores, donde golpearon a dos mujeres embarazadas e insultaron a menores de edad.

Las denunciantes eran encabezadas por Esmeralda Anabel Morfín Palomino, quien dijo que son repetidas las ocasiones las que han hecho lo mismo estos cuerpos policiacos, quienes con lujo de prepotencia insultan y amenazan a familias de esta comunidad.

Explican que este fin de semana dos mujeres jóvenes con varios meses de embarazo las insultaron y las golpearon “uno de los hijos de las mujeres golpeadas lo insultaron y lo amenazaron con meterlo a la cárcel si seguía defendiendo a su mamá”.

Comentan, que ya han sido dos ocasiones las que los policías estatales y judiciales hacen eso con varias familias de la comunidad, se meten a las casas sin orden, golpean e insultan y después se retiran sin detener ni encontrar nada, dicen las amas de casa.

Las denunciantes mostraron su preocupación porque varios menores de edad ya tienen trauma “nuestros hijos ya ocupan ayuda psicológica, pues ven a un policía y corren a esconderse y eso no es justo lo que hace el gobierno con nosotros”, dice Esmeralda Anabel Morfín.

Por su parte, la abogada de las familias de apellido López (por temor a represalia no reveló su identidad), dijo que son continuos los atropellos que han cometido judiciales y policías estatales en contra de estas familias y las denuncias que se presentan en la agencia del Ministerio Público son ignoradas, al igual que la Comisión de Derechos Humanos, quienes a pesar de que presentan pruebas hacen caso omiso, por ello vamos a buscar una audiencia con el gobernador Mario Anguiano para pedir de su apoyo, asimismo presentaremos una denuncia ante la delegación de la Procuraduría General de la República por el proceder de estos cuerpos policíacos.