Podría no ser benéfica reducción del pago de la caseta de Cuyutlán


Francisco Hernández Negrete

“El sector turístico es un negocio de todos los empresarios y lo que queremos es que vengan y gasten y el hacer gratis el acceso a nuestro estado y municipio, no garantiza que venga un cliente caro a consumir. Y me gustaría que quede claro, que no estamos discriminando a cierto tipo de turistas ya que ésta es una actividad a la que todos tenemos derecho, pero hay que hacerlo de manera ordenada y redituable”, refirió César Castañeda, secretario de Turismo del Estado.

Explicó que en Manzanillo, hemos tenido una baja significativa, drástica en el promedio de gasto de nuestros turistas, si vemos particularmente el caso de Semana Santa, en que el cuarenta por ciento de la afluencia me cuesta en lugar de que derramen es negativo, porque cuesta limpiar la playa,  cuesta dar servicios como estado y eso no es negocio. “Yo, no quiero que vengan miles de personas y no me compren nada y por el contrario que afecten mis productos”, dijo.

El funcionario estatal expuso, que una de las prioridades que se tiene para la próxima temporada de Semana Santa, es que en coordinación con la autoridad local, tanto de Manzanillo como de Armería y Tecomán, es organizar campamentos en donde a lo mejor les cueste una cerveza 10 o 15 pesos pero que tengan un mínimo de seguridad tanto para sus vehículos como para las personas así como servicios. “Porque tenemos poco dinero para la promoción y yo quiero que cada por cada peso que se gaste,  me traiga el cliente más redituable y por ello, no creo que el costo de la caseta sea tan problemático, porque cuando hay un producto que valga la pena, lo pagamos”, señaló.

Detalló Vázquez del Mercado, que el tema del descuento en la caseta de Cuyutlán, es algo que rebasa la autoridad estatal y que se gestiona solamente a nivel federal y sin duda, la Secretaria de Turismo del Estado, puede gestionar para su reducción. Como se hizo en Acapulco, aunque fue en un caso realmente particular y hubiera sido pertinente, que se buscara este beneficio, tras el impacto del huracán “Patricia” porque hay un protocolo en el que cuando se suscita una situación grave, que ponga en riesgo la viabilidad del destino es más factible acceder a este tipo de beneficios.