Piden que Ternium repare daños causados en predios


Luis Alberto de la Mora

Cerca de 50 ejidatarios y pobladores de las comunidades de Tecalitlán y Pihuamo bloquearon las entradas a diferentes instalaciones de la minera de hierro en varios puntos de los municipios, exigiendo a la empresa el supuesto cumplimiento a los acuerdos que al parecer había adquirido al iniciar operaciones y que hasta el momento se presume ha cumplido mínimamente “o nada”.

Con el bloqueo a caminos de terracería y entradas a los 6 puntos que la transnacional tiene en los dos municipios jaliscienses, exigieron que la minera resarza los daños que presuntamente provocaron a muchos predios al improvisar caminos para sus camiones de transporte, así como el desvío de mantos freáticos y la contaminación que ha provocado en cuerpos de agua cercanos.

“El bien común aquí es que se paguen los destrozos y los daños que se causaron en todos y cada uno de los predios, haya sido por barrenación (sic), exploración o por carreteras”, declaró Luis Armando Morfín Rodríguez, uno de los organizadores de la protesta y presuntamente afectado por los incumplimientos de la empresa.

Dijo que el problema principal que aqueja a las comunidades cercanas a la minera, son la contaminación de cuerpos de agua y daños ambientales al talar bosques de coníferas al parecer, según los denunciantes, sin permiso de la Semarnat.

“Revisamos las promesas que se le hicieron a cada uno de los propietarios y más que nada hacer que nos cumplan con todas y cada una de las promesas de trabajo; se vendieron algunos terrenos con condicionantes, mismas que no se han cumplido”, dijo Morfín Rodríguez. “Aquí es un interés común entre ejidos y pequeños propietarios”.

Consideró como crítico también, que muchas comunidades estén sufriendo por la pérdida y contaminación de sus cuerpos de agua, “algunos ejidos su problemática es el desvío de los mantos freáticos y algunos ojos de agua que terminaron por secarse”. “Uno se mete al río a bañar porque no le queda de otra y sale con el pelo bien tieso por el aceite que arroja la minera”, comenta uno de los manifestantes.

Sobre la manifestación y las quejas que tienen, Carlos Alonso Soto Cuevas, otro integrante del bloqueo comentó que se les entregó a directivos instalados en el lugar un pleno petitorio hace 5 días para que tuvieran un acercamiento con los quejosos, “nuestra intención no era llegar a estos límites (bloquear accesos a la minera), pero al parecer ésta es la única manera en la que la empresa entiende”.

“Recalcamos que no estamos en contra de la empresa, al contrario estamos a favor: estamos a favor de la fuente de trabajo, estamos a favor de que vengan a invertir, pero sí que paguen lo justo, que paguen las afectaciones y eso”, dijo Soto Cuevas después de la llegada de varios representantes de Ternium y una patrulla de la policía municipal de Tecalitlán que sólo tomaron datos del bloqueo y las placas de la camioneta que bloqueaba la entrada a una sección de la minera para después retirarse.

“En algunos lados quieren pagar con rollos de alambre, con cosas insignificantes que no compensan el daño afectado”, finalizaron diciendo.