Piden que gobierno promueva uso de lengua materna


El ciudadano Abel Altamirano solicitó que el gobierno aliente el uso de lenguas originarias  

El ciudadano Abel Altamirano Ramírez, hablante de la lengua Náayeri (cora) originario del municipio del Nayar, en Nayarit, pidió que las instituciones federales, estatales y municipales promuevan entre la niñez y adolescencia el uso de las lenguas maternas.

“Mi propuesta es que las instituciones federales, estatales y municipales promuevan acciones de concientización y valoración que ayuden a incentivar a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en la práctica de su lengua materna en sus hogares, a través de programas y proyectos que revitalicen la cultura y lengua”, dijo en tribuna, en el marco de la celebración de 2019 como el Año Internacional de las Lenguas Indígenas.

Respecto del progreso y desarrollo de los pueblos indígenas, pidió llevar a cabo acciones para aprovechar, respetar y conservar los recursos naturales; asimismo, se refuerce la economía a través de pequeñas empresas de elaboración de juguetes, llaveros, materiales de uso festivo tradicional y su comercialización en la región y fuera de ella,

Lo anterior, para que los jóvenes permanezcan en sus localidades y no tengan que emigrar a otros lugares en el país o fuera de él en busca de trabajo.

Advirtió que la tecnología también interviene en la pérdida de la lengua, “pues bombardea a la sociedad, en general, introduciendo culturas de otros países, ajenas a la nuestra”.

“Los jóvenes náayeri, en su mayoría, cuentan con dispositivos móviles; ven constantemente la televisión y adoptan nuevas maneras de comunicación. Internet sería provechoso si los dispositivos se adaptaran a las culturas y las lenguas de cada pueblo originario, si hubiera programas didácticos en las computadoras en lengua Náayeri que se aprovecharan al máximo”, subrayó.

Lamentó que, en la actualidad, existan muy pocos hablantes de su lengua; consideró que esto responde a que “está en peligro de extinción porque ya no se practica en las familias”.

“Los padres de familia no les hablan a sus hijos en nuestra lengua materna, porque quieren que en la escuela entiendan a los maestros y puedan comprender mejor el español en niveles superiores”.

“En su mayoría, las escuelas de nivel secundaria y preparatoria no cuentan con maestros hablantes de la lengua Náayeri, no realizan actividades referentes a la lengua ni prácticas relacionadas con nuestra cultura”, acusó.