Persecución termina en discusión y conato de bronca


Luis Alberto de la Mora.-

Una persecución entre una camioneta pick-up que transitaba a alta velocidad y una patrulla de tránsito, terminó en una discusión entre los detenidos y los agentes de tránsito, además de un conato de bronca entre los presentes, en hechos que se registraron cerca de las 7:00 de la mañana de ayer.

Todo sucedió cuando una patrulla de tránsito de Tecomán, detectó a una camioneta Nissan Titan, color rojo, circulando por las calles Juan Oseguera a alta velocidad y “volándose” varios topes, así como circulando en zig-zig.

Tras varias cuadras de perseguirlo y ver que representaba un peligro, los agentes le cerraron el paso al vehículo sospechoso cuando éste intentó hacer retorno en una calle.

Al verse acorralado, el conductor bajó de la camioneta y preguntó a los agentes que si todo estaba bien. En esto, los elementos detectaron en el sujeto un fuerte aliento alcohólico y le informaron su imprudente forma de conducir, a lo que el sospechoso dijo que él sentía que todo estaba bien.

Tras esto, le pidieron al sujeto su licencia de conducir y sus documentos, sin embargo, el ebrio respondió “no tengo permiso ni de mi madre”, e invitándolos a “vamos a desayunar y todos felices”, sin embargo, los agentes seguían solicitándole sus papeles.

Tras negarse varias veces a esto, los uniformados le dijeron al conductor que lo trasladarían a la Dirección de Seguridad Pública para resolver su situación, en esto, los acompañantes del alcoholizado conductor bajaron del vehículo y se confrontaron con los agentes.

Uno de ellos, menor de edad, empezó a golpear a un agente de tránsito con su dedo, cuestionándole quién era él para detener a su ebrio amigo, a lo que los uniformados pidieron ayuda a los policías municipales, quienes al arribar pusieron a todos bajo arresto.

En el lugar, detuvieron a tres personas, quienes salvo por el menor, se negaron a dar sus nombres y no portaban identificaciones con ellos, sin embargo, la camioneta estaba registrada a nombre de Uriel Reyes Andrade, con domicilio en calle Vallarta, en el poblado de El Tule, en Tomatlán, Jalisco.