Partidos políticos para la sociedad


Mario Acevedo Manzano

El tema de la democracia es inagotable, porque existe siempre un agregado más para perfeccionar el ejercicio de los procesos democráticos para la renovación de los poderes públicos; durante el siglo pasado, nuestro país se formó en una democracia a la mexicana, con muchas virtudes y defectos que le dieron estabilidad política, pero también, una sociedad fragmentada en una brecha de 90% para los pobres y un 10% para los ricos, una región norte rica y una región sur pobre.

El Estado mexicano proporcionó educación y salud pública para todos y se descuida la procuración, administración e impartición de justicia, y así una serie de contrastes que nos hacen buscar en dónde están las fallas del gobierno y la sociedad para alcanzar una sociedad igualitaria.

Son los partidos políticos los instrumentos conductores de los procesos democráticos en los que más se fija la atención cuando se trata de avanzar en un sistema democrático nacional; veamos, si bien el sistema electoral mexicano da entrada a las candidaturas independientes, siguen siendo los partidos políticos los principales instrumentos para lograr la representación de los poderes públicos y, cuando se tiene control sobre el instrumento, también se tiene control de la democracia.

El anterior es el caso de la democracia a la mexicana, cuando a partir de la fundación del Partido Nacional Revolucionario, en 1929, el gobierno tiene el control de la democracia y de los procesos democráticos y solamente triunfan los candidatos del partido del gobierno, hasta la alternancia del año 2000.

La herencia histórica fue terrible, el único que hacía candidatos triunfadores fue el partido del gobierno y durante muchos años el PRI-gobierno heredó los cargos, generándose un presidencialismo avasallador hasta la alternancia en el año 2000.

La alternancia no fue casualidad, más bien fue un proceso democrático iniciado en 1977 con la Reforma Política y se desenvuelve hacia el respeto del voto con la formación de autoridades electorales autónomas, quitando al gobierno de la administración de los procesos electorales y ya con un conteo real de los votos se inicia una democracia real hasta alcanzar la competitividad actual de los partidos.

Al surgir en 1939 el Partido Acción Nacional (PAN) se inicia la única opción de contrapeso al partido del gobierno y es hasta 1946 cuando el PAN obtiene su primer triunfo electoral en la presidencia municipal de Quiroga, Michoacán, y pasaron 30 años, de 1946 al 1976, en que Acción Nacional fue la única oposición real al gobierno, pues el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana y el Partido Popular Socialista todo el tiempo fueron paleros del gobierno.

Durante la segunda mitad del siglo pasado existió una mortandad de partidos políticos impresionante, a partir de la Reforma Política del 77, cuando se les impone un tope mínimo para conservar el registro y se otorga financiamiento público a cada partido, lo anterior provoca un multipartidismo que prevalece en la actualidad y amenaza con aumentar cuando la abundancia de los recursos fiscales a los Partidos hace un buen negocio para sus fundadores. Continuará…

LA PIEDRA EN EL ZAPATO

El Lic. Fernando Moreno lleva impregnado en su ADN la política, si el Rey Midas todo lo que tocaba se convertía en oro, Fernando todo lo que toca se hace político, hace poco festejó sus 65 años con más de 200 invitados y en la charla con ellos demostró que hay Fernando para rato. Felicidades y que cumplas muchos más.

La PGR esta aletargada en Colima, permanece en una zona de confort y poco o nada hace para combatir los delitos de competencia federal, no cito el nombre del delegado porque no lo conozco, pero creo debe dar la cara e informar a los colimenses por qué el estado de Colima se encuentra en las entidades de mayor criminalidad en todo el país.

Las corrupciones estatales, sobre todo en Veracruz, Chihuahua, Q. Roo y Colima, se explican cuando de toda la obra realizada por las entidades de la República se hace convocatoria pública únicamente en el 1% y en un 99% se designa por parte el gobernador del estado.