Ocho tormentas tropicales y 9 huracanes se esperan este año


Acompañada por autoridades estatales y federales, la presidenta municipal, Gabriela Benavides Cobos, encabezó la sesión del Consejo Municipal de Protección Civil con el objetivo de coordinar esfuerzos en materia de prevención previo a la temporada de huracanes.

En la reunión en la que también participaron autoridades auxiliares se informó que se esperan la manifestación de 17 fenómenos hidrometeorológicos, de los cuales ocho son tormentas tropicales, cuatro huracanes categoría 2 y 3, y el resto se espera que sean de mayor intensidad.

La alcaldesa resaltó la importancia de las sesiones del Consejo Municipal de Protección Civil para darle seguimiento a los trabajos que se han venido realizando a lo largo del municipio para minimizar las afectaciones.

“En esta ocasión están con nosotros todas las autoridades auxiliares municipales quienes son portavoces de las problemáticas que tienen en sus demarcaciones para que en coordinación con los tres niveles de gobierno atenderlas y así minimizar los riesgos durante las lluvias”, agregó.

Apuntó que las principales preocupaciones de la población son las limpiezas de los cauces, así como la poda de arbolado que en dado momento pudiera poner en riesgo la seguridad de las personas.

“Lo importante es que ya se tomó nota de todos los aspectos y decir que muchos de estos ya se han estado atendiendo desde semanas atrás como por ejemplo la limpieza de los drenes y canales pluviales con personal de la Capdam, así como de drenaje para que con las lluvias el agua pueda ser filtrada rápidamente de las calles”, añadió.

Subrayó que hay situaciones que le compete atender a las autoridades federales como la Conagua con el desazolve de los ríos aguas arriba y a la API con la limpieza de los canales de la laguna de El Valle de Las Garzas.

“Ya se les hizo la petición formal y estamos a la espera de que den respuesta para que se pueda proteger a la población”, indicó.

Por último, la presidenta municipal resaltó la importancia de la participación de la población para ayudar a minimizar las afectaciones.

“Que nos ayuden desde su casa, su colonia, a barrer el frente de su casa, a retirar la basura de las calles para que no vaya a parar a las alcantarillas y las tapen porque es así como se generan los encharcamientos y las inundaciones, pero también que respeten los horarios de recolección de basura para evitar que la basura se quede en las calles, son pequeñas acciones que al final hacen la diferencia para tener una ciudad más limpia pero también más segura”.