Obras afuera del puerto, el efecto dominó que frena flujo de tráileres

La aduana se vio impedida a seguir procesando carga por el cuello de botella que paralizaba la salida del recinto fiscal. | Foto: Especial

Las obras que ejecuta la API Manzanillo en la carretera Puerto-Jalipa, reducen el flujo de tráileres del recinto líder mexicano, generando un efecto dominó que paraliza en horas pico a la ruta fiscal y, en consecuencia, a todas las terminales de carga.

Diversas fuentes involucradas en la dinámica logística, aclararon a Comunidad Portuaria, sección especializada de El Noticiero, que la Aduana de Manzanillo no sufrió como tal una caída en su sistema, como han declarado algunos actores, sino que las obras de la Administración Portuaria Integral, inhabilitan temporalmente dos de los tres carriles que cotidianamente usan los tráileres tras salir del puerto, causando un inminente cuello de botella.

Cabe recordar que hace algunas semanas se incorporaron elementos adicionales a la Aduana; a pesar de que sigue haciendo falta más personal para enfrentar los volúmenes del puerto colimense, en esta ocasión se veía impedida a seguir procesando tráileres, pues la ruta fiscal se acumuló al grado que las terminales tuvieron que cerrar sus accesos para contribuir al desahogo vial.

Por último, las conflictivas pero necesarias obras a las afueras del puerto, se espera concluyan en junio próximo, esperándose mejoras en la logística urbana