Normalistas no buscaban enfrentarse con militares


Tras el enfrentamiento entre normalistas de Ayotzinapa y algunos padres de familia de los 42 estudiantes desaparecidos con militares del 27 Batallón de Infantería en Iguala la tarde de ayer lunes que dejó a varias personas heridas no fue intencional, aseguró Vidulfo Rosales, abogado del Centro de Derechos Humanos Tlachinollan de la Montaña

El abogado precisó que la manifestación de este lunes en la sede del 27 Batallón de Infantería fue para exigir que se abra una línea de investigación sobre la participación del Ejército en la desaparición de los estudiantes desde el pasado 26 de septiembre.

Vidulfo Rosales explicó que los padres solicitaron a los militares que dejaran pasar una comisión para hablar con algunos mandos y r.ecalcó que “la intención de la manifestación no era confrontar y por ello, ante el enfrentamiento, pidieron parar y retirarse del lugar”.

“Se estaba haciendo una protesta; la asamblea acordó hacer actos de protesta en todos los cuarteles militares por la falta de líneas de investigación con involucren al Ejército”, recordó en entrevista para Grupo Fórmula.

El litigante acusó que los militares, al ver que los padres se acercaban, comenzaron a lanzar gases lacrimógenos y piedras contra los manifestantes.

“Los padres intentaron ingresar metros más adentro, se quitó la barricada de alambre, y empezaron a tirar gases lacrimógenos y piedras”, aseveró Rosales.

El abogado dijo que las piedras lanzadas fueron de parte de los militares mientras que los estudiantes derribaron con un tráiler una malla, “es cuando se da un enfrentamiento más directo”.

Tras los hechos, detalló que hoy se reunirán en la Ciudad de México con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y con el titulñar de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam.

Fuente: http://eleconomista.com.mx/