Mujeres por Manzanillo


Ma. Esther H. de Razo.-

¡Hola, amiguitas!

¿Qué tal las Fiestas de Mayo? Evento para todos los gustos y preferencias. Manzanillo lució sus mejores galas. Los recibimientos apoteósicos. El de la Crom, lleno, a reventar; una vez más, su líder, acompañado de los más destacados personajes de la política, varones en su mayoría, demostró que nada le ha sido fácil pero ha sido compensado con la amistad de mucha gente que lo aprecia y acude a su invitación. Su espacio en este ya tradicional Día del Trabajo se engalanó con la presencia de las licenciadas Gilma Suarez Pinel y Gabriela Benavides.

Dándole continuidad a este tema, ninguna sorpresa causó ver a medio Manzanillo disfrutando de lo que fue una gran fiesta, el convivio del profesor Rangel, a parte de su muy bien constituido grupo de maestros y simpatizantes, él por sí mismo aporta lo que es fundamental, carisma, benevolencia y simpatía, a esto súmenle que viene de familia de maestros; pocos son los mentores que no gozan del afecto y respeto de los lugares donde radican; el Prof. Rangel ha sido adoptado de corazón por lo porteños, independientemente de los lazos que lo unen a nosotros, él sea ha ganado el cariño y respeto de los que han estrechado su mano.

Ojalá, para no salirme del tema, en un futuro se contemple que a la par del festejo que debe de ser para adultos, se eche mano del palenque para que ahí se haga una extensión del convivio y que las mamas con pequeños, que de ninguna manera tienen que estar entre adultos y que no dejan que los que quieren aprovechar para bailar, no lo pueden hacer porque la gran cantidad de menores que llevan sus padres, invaden la terraza.

Prepararle un festejo aparte, con payasos, platillos sencillos, aguas frescas, ayudaría más que prohibirle la entrada que quiérase o no es un evento para adultos, donde se ingieren bebidas alcohólicas, aunque sean con moderación.

De las Fiestas de Mayo, a mí, en lo personal, me gusta el día ocho, donde se festeja al puerto y el presidente en turno premia a los ciudadanos que por x, y o z, se han hecho merecedores al máximo reconocimiento instituido “Ciudadano del Año”, entre otros los priistas de plácemes; ha sido designado para que le sea entregado este nombramiento el Lic. Marcelino Bravo Sandoval, asimismo nosotros, los Acimanes, ya que es el socio honorario de esta, nuestra reconocida Asociación Civil Manzanillense.