Mujeres por Manzanillo


Ma. Esther H. de Razo

¡Hola, amiguitas!

Quien es capaz de ganarse y granjearse (como dicen en el campo) la confianza y las simpatías del electorado manzanillense, ya es un triunfador, porque ni siquiera se vale decir que ya la hizo, no, claro que no, porque seremos nosotros a los que nos corresponderá decir “ya la hicimos” y lógico que la haremos con el mejor, con el que nos garantizará que nos irá bien a todos, alguien noble y capaz que estrecha la mano y llama amigo a todos los que moramos en esta bendita tierra que es Colima, ese alguien tan especial es ese que ustedes y yo tenemos en mente, Ignacio Peralta Sánchez.

El panorama político ha cambiado, difícil y complicado hubiese sido si el Lic. Virgilio Mendoza estuviese tomando parte en el proceso electoral, hablando con la verdad, debemos reconocer que Peralta y Mendoza tienen similitudes indiscutibles, los dos jóvenes, a más de bien parecidos, amables y de una vasta experiencia en resolver cualquier problema del tipo que sea, sociales, económicos, políticos, a los que se han enfrentado con éxito.

Evidentemente, tratando de medir las cosas en su justa medida, muchos, muchísimos priístas, respiramos aliviados, dicho esto con mucho respeto, tenemos al mejor, es por eso que ya muy pronto podremos decir, “la hicimos una vez más”, con candidatos como Ignacio Peralta ni flojera da.

Desde este espacio quiero felicitar a Zulema Cobián, quien pasa a suplir en el Senado de la República al Lic. Jorge Luis Preciado. Congratulémonos todas, tres mujeres senadoras representando a Colima es algo histórico.

La contadora Zulema, junto a otras 19 mujeres, iniciamos lo que hoy ya es una realidad, 20 mujeres y un hombre, agrupación femenil que fue mi idea y que junto a la contadora Martha Sosa marcamos historia y luchamos, por primera vez juntas mujeres valientes de todos los partidos que hicimos y fincamos la verdadera democracia, felicitémonos a sí mismo todas, de todas las ideologías que hoy ampliarán con su participación el enorme abanico de oportunidades que antes era sólo para los varones.

De hoy en adelante sólo queda por conseguir que los candidatos del género que sea, entiendan que los puestos políticos se ganan con trabajo y que no se heredan, las novias, las esposas, los hijos y compadres tendrán que esperar su turno porque primero van todos los líderes sociales de los barrios, colonias, ejidos, etc.; todos esos héroes que no se les reconoce su trabajo pero que son los mismos que cada tres años trabajan sin esperar nada porque a veces tienen (tenemos) tan mala suerte, que casi todos los que triunfan salen desmemoriados.

A mi sector, Cnop, por favor que se ponga las pilas, porque antes fuimos el grupo con la responsabilidad más grande, hacer ganar a los nuestros y hoy tienen que utilizar a los jóvenes para llenar espacios. Zapatero a tus zapatos. Pónganle ganas y amor a la camiseta.