Mujeres por Manzanillo


Ma. Esther H. de Razo.-

¡Hola, amiguitas!

Para variar, hoy hablemos de mujeres. Una de las tareas más discutidas en la conducta humana, ha sido siempre el trato que los hombres y la sociedad dan a este género. Por más que se quiera, sigue existiendo la discriminación y la violencia contra ellas.

El único indicador válido para calificar de civilizada a una sociedad, indudablemente sería: ¿Cuánto ha cambiado la condición de la mujer? Siguen existiendo las agresiones en su contra, restringido aun su acceso a todos los espacios políticos, de justicia, alimentación, salud, educación, empleo, vivienda, bienestar social, paz, honestidad y transparencia.

Continúan las agresiones por razones de género, impedimento para poder superar muchos de los atrasos sociales; mientras las cosas sigan así, los resultados que los gobiernos obtengan serán muy limitados.

Por más adelantada que esté una sociedad, infinidad de mujeres siguen desenvolviéndose en condiciones de maltrato y segregación. La violencia ocurre en el seno de la familia, en los sitios de trabajo, en los espacios públicos, en las organizaciones, en los gremios, hasta en las iglesias.

Jamás seremos un mundo civilizado mientras no se considere prioritaria la protección jurídica de la que deben gozar las mujeres, una sociedad más consiente, tolerante y compasiva.

Les cuento, amiguitas: El miércoles 16 del actual, en la acostumbrada reunión de Aciman, a instancias de la comisión de Ecología y Medio Ambiente, desde luego con el apoyo de nuestro asesor, el regidor del Ayuntamiento, Sergio Sánchez, de igual forma con los responsables del tan anhelado proyecto ecológico de la Unidad Padre Hidalgo, el Ing. Fernando Brizuela y el Arq. Vergara, quienes por disposición del Lic. Virgilio Amezcua, presidente municipal de este nuestro bello Manzanillo, hoy sí harán realidad el que se haga justicia no sólo saneando, sino embelleciendo para disfrute de visitantes y residentes, un área con un potencial enorme que sólo necesitaba de voluntad política para que nuestra colonia fuese tomada en cuenta dentro del programa de obras compensatorias, por lo que iguanario, canales, aviario, jardín botánico, área lagunar con embarcaderos, paseos entre flora y fauna aéreas deportivas y de reunión para las familias serán posibles para disfrute de toda esta zona que sólo le había tocado bailar con la más fea, toda vez que hemos sido depósito de basura, animales muertos, contaminación de todo tipo, destrucción de nuestras calles por el incesante trafico vial, ocasionado por los camiones de servicio público de todas las rutas habidas y por haber y que ni si quiera con una humilde caseta de policía contamos.

La gente que radica en esta colonia, es la más respetuosa y unida, nunca damos problemas, a todos los turistas que vienen al iguanario, incluidos extranjeros, le llama la atención el orden y limpieza que priva en esta pequeña pero muy bien organizada colonia.

Al fin, gracias, señor presidente municipal, se nos hará realidad nuestro anhelo, no sólo nos beneficiará a nosotros, sino también a las demás colonias aledañas.

No quiero dejar de reconocer al empresario Héctor Urióstegui, que con su participación en esto, que se antojaba irrealizable Manzanillo, se empezará a poner verde. Unidos podemos lograrlo todo.