Mujeres por Manzanillo


Ma. Esther H. de Razo.-

¡Hola, amiguitas!

Es por todas conocida la enorme preocupación que los miembros de Aciman tienen por las afectaciones del medio ambiente. En nombre del desarrollo, día con día se atenta contra la naturaleza y vemos cómo se destruye nuestro entorno, donde la naturaleza ha creado a través de millones de años las condiciones para proteger la tierra y el hombre en un mínimo de tiempo impacta el ambiente de mil formas, sin medir las consecuencias a futuro.

Tratando de coadyuvar esfuerzos e ideas con los representantes del Ayuntamiento, a quien le compete la Ecología y Medio Ambiente, concertamos con la Lic. Gloria Mendoza Nava, directora de Medio Ambiente en el municipio, para que acudiera a la cita que cada miércoles la agrupación tiene para tratar los diferentes problemas que la comunidad nos señala.

Desafortunadamente sólo disponía de una hora para atendernos. Fue la problemática de la contaminación de la Laguna de El Valle de las Garzas lo que se discutió, encontrando comprensión y apoyo de parte de la funcionaria para que Ayuntamiento y sociedad civil organizada (Aciman) sigamos tratando de hacer que las instancias a las que corresponda hagan lo necesario para evitar esta depredación.

Afortunadamente, en esa misma reunión, el Prof. Héctor Huerta presentó al Sr. Héctor Urióstegui Moreno como su invitado a sumarse, una vez cumplido con los requisitos que marcan nuestros estatutos, como un miembro más; los de la comisión de Ecología y Medio Ambiente de plácemes ya que el nuevo prospecto se presentó a sí mismo como “un apasionado del cuidado del planeta y fomentar la educación ambiental”.

Pasando a otro tema, quiero comentar que aparte de los gasolinazos, los cobros exagerados de luz, lo carísimo que nos cuesta vivir en un puerto con tarifas de lujo pero servicios cuestionables, quiero pensar que ya se dieron cuenta que el bolillo subió un peso, así que una familia de ocho miembros lo pensará mejor cuando los chicos quieran doble ración, ya que sube más el pan que el salario mínimo; válgame también hacerles reflexionar que según nosotros compramos refrigeradores que nos ofertó la CFE como ahorradores de energía, focos que no iluminan bien, que también son ahorradores, pero cuestan muy caros, y así por el estilo me puedo ir enumerando montón de cosas chatarras que para nada te ahorran un cinco.