Mujer, política y sociedad


María Guadalupe Pérez Mejínez.-

LABOR TITANICA

DEL INSTITUTO

NACIONAL ELECTORAL

En Colima estamos a escasos cinco meses de que arranque el proceso electoral 2015, que según establece el código electoral inicia en la primera quincena de noviembre del año anterior a la elección, con la celebración de la primera sesión del Consejo General del Organismo Público Local Electoral (Ople), figura que sustituirá a los Institutos Estatales Electorales.

Así, el recién creado Instituto Nacional Electoral (INE), que sustituye al Instituto Federal Electoral (IFE), tiene que enfrentar una labor titánica, de cara a los comicios del próximo año, que se adelantarán un mes; es decir, la jornada electoral será el primer domingo de junio y no en julio, como se venía efectuando.

Y es que el INE deberá mantener la credibilidad ante los ciudadanos mexicanos que desde 1996 reconocían como árbitro de los comicios al IFE, cuya credencial para votar seguirá vigente hasta la fecha de su vencimiento. Además deberá renovar los consejos electorales en los 17 estados del país donde habrá elecciones para gobernador, como es el caso de Colima, teniendo de plazo hasta el 2018 para hacer lo propio en el resto de las entidades para el relevo de la Presidencia de la República.

Para la integración de los Organismos Públicos Locales Electorales se deberá hacer una amplia labor para elegir a los mejores hombres y mujeres que en forma paritaria se desempeñarán como consejeros y consejeras estatales, siete propietarios y tres suplentes, cuya comisión revisora y evaluadora deberá garantizar que este proceso se realice con total transparencia y apego a la legalidad, sin la intromisión de los gobernadores que tenían la tentación de que dichos cargos recayeran en sus incondicionales, “quien piense que será así, y diga que viene con la recomendación del gobernador, se equivocará de ventanilla”,(para la colocación de empleos), sostuvo el presidente del INE, Lorenzo Córdova.

El mismo consejero niega que el organismo a su cargo mantendrá un poder sobre los estados, sino la rectoría en materia electoral, ya que entre sus funciones está el atraer los casos donde haya conflictos electorales, precisamente por la intervención del Estado.

Por lo pronto ya se publicó la convocatoria para la designación de los consejeros electorales de los 17 estados donde se renovarán las gubernaturas, los congresos estatales, las presidencias municipales y las diputaciones federales. El registro de los aspirantes será del siete al 15 de julio, quienes deberán pasar por un primer filtro con el análisis de la trayectoria profesional, donde se elegirán a 50 con mayor puntuación, 25 hombres y 25 mujeres, para continuar con el proceso de evaluación y selección, a más tardar en el mes de septiembre.

En lo que respecta a Colima, los nuevos consejeros electorales que tendrán a su cargo la organización y realización del proceso electoral 2015, también deben hacer junto con los partidos políticos y candidatos a los diversos cargos de elección popular, una amplia campaña de difusión sobre la redistritación que el Congreso del Estado llevó a cabo en abril como parte de las reformas electorales. Ya que como resultado, los seis municipios más pequeños de la entidad no tendrán la representación de un diputado de forma directa, lo que sin duda ya empieza a generar un conflicto de sentimientos encontrados entre sus habitantes.

MUJERES VALIOSAS

La designación de Ana Cecilia García Luna y Claudia Angélica Alcaraz Munguía como directora y subdirectora, respectivamente, de la Facultad de Trabajo Social, es sin duda un gran acierto del rector de la Universidad de Colima, José Eduardo Hernández Nava, ya que son mujeres valiosas que han tenido un sobresaliente trabajo en la política y en el ejercicio de su profesión como catedráticas de dicha facultad, con una antigüedad mayor a 25 años.

Ana Cecilia García Luna es licenciada en Trabajo Social y fue la primera directora de la Facultad. Es universitaria de corazón, también ha ocupado cargos de elección popular como diputada local del PRI, partido de la que fue presidenta en los tiempos álgidos, cuando algunos priístas dieron la espalda al entonces candidato a gobernador Gustavo Vázquez Montes (q.e.p.d.), afrontando con gran entereza esta situación. También ha ocupado cargos en la administración pública como secretaria de Cultura, directora del Instituto Colimense de las Mujeres, directora general de Jefas de Familia y muchos otros que ha desempeñado con éxito.

Por su parte, Claudia Angélica Alcaraz, fue diputada local del PRI en la LV Legislatura, compañera de bancada del propio Gustavo Vázquez y Luis Gaitán Cabrera, actual Contralor del Estado, con quienes formaron un buen equipo de trabajo. Anteriormente fue presidenta de la Federación de Estudiantes Colimenses; luego candidata a diputada federal plurinominal y al Senado, impulsada por el ex gobernador Fernando Moreno, quien también apoyó en su carrera política a Ana Cecilia, que al igual que Claudia regresaron a su lugar de origen, la Universidad de Colima, donde han sido reconocidas por su trabajo. Enhorabuena.

También expreso mi felicitación a la maestra Ramona Carbajal Cárdenas, destacada universitaria y política quien este sábado recibió un reconocimiento del Congreso del Estado por contribuir a que esta soberanía elevara a rango de Ciudad a Villa de Alvarez, siendo ella diputada por el PRI de ese municipio, en el período municipal de Jerónimo Polanco y con el apoyo del síndico Juan Delgado Barreda. De la maestra Ramona Carbajal aprendí el gusto por las letras y la literatura cuando fue mi maestra de español en la Secundaria Enrique Corona Morfín.