Mujer, política y sociedad


María Guadalupe Pérez Mejínez.-

APRENDI LA POLITICA DE MI PADRE,

FUNDADOR DEL PRD: INDIRA VIZCAINO

A sus 27 años, Indira Vizcaíno Silva, destacada perredista que desde muy joven incursionó en la política, dice estar contenta con lo logrado en los casi dos años de su administración como presidenta municipal de Cuauhtémoc, la única mujer que ha ocupado esta posición que siempre perteneció el PRI.

“Me siento contenta, creo que la satisfacción me llegará cuando hagamos un recuento de los tres años de esta administración que va marchando con buen rumbo, con un paso contundente y seguramente que será sencillo para los habitantes valorar lo que se ha hecho o dejado de hacer, tener un balance general de lo que se ha tenido para los cuauhtemenses”.

Respecto a los logros, señaló: “A mí me llama la atención que ponen un metro de banqueta y pagan una publicidad impresionante y a lo mejor nosotros cometimos el error, bueno, no error, porque nos propusimos no disparar los gastos en publicidad; sin embargo, en la realidad hemos hecho más obra que otros ayuntamientos; por ejemplo, Colima hizo 70 millones de pesos en obra que es seis veces más grande que Cuauhtémoc, que hizo 100 millones; entre las obras importantes está el boulevard de Quesería que tenía una demanda de hace 25 años; se concretó el Camino Real, que era un sueño de los cuauhtemenses de preservar la obra histórica; hemos hecho mucha infraestructura deportiva, como la remodelación de la cancha de la cabecera municipal; construimos la cancha de San Joaquín; este año construiremos una obra deportiva en Alcaraces, otra en El Trapiche y una más en San Joaquín; creo que son obras que dejan huella. Hicimos el compromiso de hacer por lo menos una obra en cada comunidad rural y lo hemos cumplido”.

La alcaldesa del municipio cañero reconoce que todavía faltan dos obras más por ejecutar como la adquisición de la central de maquinaria y otra que es la entrega de tablets a todos los estudiantes de preparatoria y licenciatura que habrá de concluir el próximo año.

Durante una plática sostenida con Indira Vizcaíno en el marco del “huateque” que se realiza el último miércoles del mes afuera del Congreso del Estado, donde los políticos ofrecen tacos de carnitas y chicarrón a los periodistas y público en general, comenta que desde muy chica le vino el gusto por la política por su papá, Arnoldo Vizcaíno, uno de los fundadores del PRD.

“Desayunaba, comía y cenaba alrededor de la política y me fui involucrando; desde muy joven participé en procesos internos, en la política estudiantil; tuve oportunidad de ser diputada federal y ahora presidenta municipal; estudié en mi municipio, donde aprendí la problemática social y hemos realizado trabajo de mucha convicción”, apuntó.

 

EL PRD, ABIERTO A

LA SOCIEDAD CIVIL

 

Con relación a las reformas constitucionales que fueron aprobadas para garantizar la paridad de género en las candidaturas, dijo que esto no es nuevo en su partido, ya que desde hace 10 años está abierto no sólo para más espacios para las mujeres, sino para jóvenes que simpaticen con las causas de dicho partido, “en cuanto a caras nuevas hay que fijarse al interior del Ayuntamiento de Cuauhtémoc, donde hay mujeres valiosas; en nuestro partido tendremos las puertas valiosas a gente de la sociedad civil, líderes naturales que tomen parte de las decisiones importantes del estado”.

Agregó que en el 2015 se vislumbra trabajando, porque no es tiempo de que quienes ocupen cargos públicos ya estén pensando en otra elección, “me parece muy anticipado, además es un delito electoral; yo seguiré trabajando en el Ayuntamiento y después la sociedad decidirá si sigo participando en política o no, desde afuera o adentro”, puntualizó.

En el aspecto familiar, Vizcaíno Silva se dijo muy enamorada de su familia, de su esposo Ramón “y mi pequeña Julieta, que es mi sol, además ahí están mis papás, mis hermanos, mis sobrinos, me siento muy contenta y tranquila porque son mi fortaleza, yo creo que sería muy difícil para Indira Vizcaíno, a mis 27 años de edad, estar donde estoy si no tuviera firmes mis valores y tener mi familia a mi lado”.

Por último, la presidenta municipal de Cuauhtémoc comentó que además de la política, su afición es el baile, “yo estuve 10 años en el ballet folklórico de mi municipio y desde hace unos seis años ya no lo practico, pero lo extraño y es una actividad que me gustaría retomar algún día”.

Por último, hizo un llamado a los hombres y mujeres “a que cuando vean algo mal del gobierno, no sólo critiquen, sino que se involucren en la toma de decisiones, hay partidos, instituciones y organizaciones que son muy cerrados a la participación civil, pero hay otros, como el PRD, que tienen las puertas abiertas para que opinen y se expresen, y espero que ahora seamos las mujeres quienes más nos estemos involucrando en la política para que las cosas sean mejores”, concluyó la amena charla, bajo la frondosa parota de Calzada Galván.