Modernizar al ferrocarril atraería cargas de Asia


Puerto de Manzanillo, clave

Impulsar la red ferroviaria posicionaría a nuestro país como plataforma logística mundial, atrayendo mercancías de Hong Kong, China, Singapur, Corea del Sur, por mencionar algunas naciones que aprovecharían una eficiencia en el transporte con Norte y Sudamérica.

El puerto de Manzanillo jugaría un papel determinante en este escenario, por ser la puerta de entrada y salida más interesante en cuanto a eficiencia y costos, para la región Asia-Pacífico.

El economista Geronimo Ugalde expuso ayer que según el Indicador de Conectividad, la infraestructura ferroviaria local no es compatible con las necesidades de movilidad del sector manufacturero en México.

“La mayoría de las localidades analizadas resultan subconectadas apuntando a la importancia de acoplar la red ferroviaria actual a los requerimientos de la industria”.

En el caso de los puertos, dijo que “la falta de conexiones ferroviarias también es evidente y aún más significativo considerando los flujos de comercio exterior y la escasez de terminales multimodales”.

La oportunidad de desarrollo de la red ferroviaria para el país es mayúscula considerando el bajo costo que representa como ventaja significativa como medio de transporte terrestre sobre todo para productos manufacturados.

“En 2016 trasladar un automóvil por carretera a Estados Unidos costó 5,114 pesos; mientras que por vía ferroviaria, costó sólo 2,760 pesos; es decir, prácticamente la mitad”.

En el caso del comercio exterior y en particular del que se realiza con Estados Unidos, más de 50% del intercambio comercial se realiza por carretera y apenas 10% vía férrea.

“La infraestructura actual de la red ferroviaria no permite explotar al máximo su ventaja en costos para traducirse en mayor eficiencia para el sector y la economía en general”, reconoció.

Por último, dijo que buena parte de la debilidad de la red ferrocarrilera nacional se debe a que fue planeada inicialmente para movilizar personas y productos mineros entre localidades y cuya vocación cambió para trasladar hoy en día a la producción manufacturera de México.

Comentarios

comentarios