MMH dejó a Colima como el mejor comunicado del país


Entrevista Carlos Valdez Ramírez

-Cuarta y última parte-

El gran legado de Miguel de la Madrid Hurtado como presidente de la república para nuestro estado, fue un paquete de obras públicas que sirvió como referente para conducirlo hacia la modernidad. El Plan Colima, diseñado y coordinado por Ricardo Raphael Escogido, dio forma al Colima del presente, al que hace siete años fue calificado por el entonces presidente de la República, Vicente Fox Quezada, como “La Suiza de México”, expresó su hermana Alicia.

“En cuanto a los alcances del Plan de Colima, al cual nos hemos estado refiriendo, falta agregar el propósito de convertir a nuestra entidad en la mejor comunicada del país. Prueba de ello es la autopista de Manzanillo–Guadalajara, que construyó durante su sexenio; también erigió vías de comunicación hacia las cabeceras municipales como Cuauhtémoc, Villa de Alvarez, Comala, Ixtlahuacán, y hasta el más lejano que es Minatitlán, las que al estar bien cuidadas, garantizan que seamos el estado mejor comunicado del país, como lo han reconocido las autoridades del sector Comunicaciones y Transportes”, agregó.

“Otro que ya dijimos, fue el suministro de energía eléctrica a todo el estado; ya que la energía es lo que mueve al mundo actual, por ello Miguel de la Madrid tuvo la visión de edificar la planta termoeléctrica número II, Manuel Alvarez, una obra puntal del desarrollo de todo el occidente de México”.

“En cuanto al suministro de agua a la población, no sólo construyó el acueducto del río Armería para garantizar el abasto a Manzanillo por al menos otros 40 años; sino que también se aseguró de llevar el vital líquido a Colima y Villa de Alvarez, con el acueducto de Zacualpan, al norte del estado”, aclaró.

Y continuó diciendo: “Sin duda alguna tenemos que dividir la historia de Colima en dos, antes y después de la administración de Miguel como Presidente de la República. Lo digo con base en su legado, el cual sigue ahí y que ha servido como cimiento para el Colima que hoy vivimos. Simplemente debemos respondernos una cosa  ¿Cómo cambió nuestro estado después del sexenio de Miguel de la Madrid?”

Con mirada profunda y reflexiva, Alicia de la Madrid Hurtado, lo describe así: “Fue un hombre enérgico y muy calculador. A lo largo de su vida, nunca lo vi tomar decisiones que fueran arrebatadas o que no estuvieran muy bien pensadas y analizadas. Sobre su trayectoria, él mismo expresó que la historia sería su mejor juez.

Si, también enfrentó situaciones muy difíciles y apremiantes, pero nunca flaqueó, siempre se mantuvo entero. Era íntegro, muy responsable en la toma de decisiones”.

Además de ello, Alicia nos compartió que en una crónica publicada hace poco más de un mes, con motivo del deceso de Miguel de la Madrid, el reconocido periodista Leo Zuckermann escribió: “Cuando yo era estudiante, solicité una audiencia con el ex presidente Miguel de la Madrid y me la dieron sin mayor problema. Tuve oportunidad de platicar y conversar un par de horas con él, conocí a un hombre sencillo que tuvo la gentileza de regalar a un estudiante un par de horas de su tiempo”.

“No sabemos cuál sea el juicio que la historia tenga reservado para Miguel de la Madrid Hurtado, pero lo que sí queda claro, es que don Miguel es un ex presidente, quizás el único, que podía caminar libremente por las calles sin el temor de ser insultado. Muchos consideran que el colimense fue un hombre de bajo perfil. Pero quienes los conocimos, quienes trabajamos bajo sus órdenes, sabemos que muy pocos hombres poseen la fuerza de carácter que tuvo él”, aclaró.

“Es considerado uno de los colimenses más brillantes, al lado de Griselda Alvarez Ponce de León, de Gustavo Alberto Vázquez Montes, de Gregorio Torres Quintero, y muchos otros que han puesto muy en alto el nombre de nuestra patria chica”.

Al respecto, insistió: “Y ahí está su obra, su legado, lo que aportó para la construcción del Colima que hoy conocemos. Miguel de la Madrid Hurtado fue un hombre excepcional”, concluyó.

Para finalizar con la serie de entrevistas, deseo agradecer profundamente a esta inteligente y distinguida dama, Alicia de la Madrid, por su valiosa colaboración en compartirnos pasajes sobre la vida y obra del ex presidente de la República Mexicana, teniendo en cuenta que la hice a escasos 15 días de su deceso. Durante ella, en su bello rostro, afloraron al menos en tres ocasiones, lágrimas llenas de los sentimientos más profundos, al revivir su niñez, juventud y su labor al lado de su hermano como presidente. Por ello, expreso mi reconocimiento a esta imponente mujer, por otorgarme su confianza y tiempo para la realización de este trabajo periodístico.