Miles marchan en el DF por Ayotzinapa


La capital mexicana vivió este jueves una multitudinaria marcha convocada por los padres y compañeros de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, la cual fue pacífica en todo su recorrido; sin embargo, se registraron algunos enfrentamientos entre manifestantes encapuchados y policías al inicio y al final de la jornada de protestas.

Alrededor del mediodía, agentes capitalinos se enfrentaron con un grupo de manifestantes encapuchados que acudió a protestar al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), y que los atacó con piedras, palos y proyectiles incandescentes. Por la noche, elementos antimotines capitalinos y federales replegaron a manifestantes que les lanzaron diversos objetos, algunos de ellos encendidos con fuego.

En medio de ambos enfrentamientos, una marcha con miles de personas partió de tres puntos del centro de la Ciudad de México hasta llegar al Zócalo capitalino, en un recorrido sin incidentes, según reportaron a CNNMéxico visitadores de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

Los manifestantes partieron del Ángel de la Independencia, del Monumento a la Revolución y de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, y todos los contingentes culminaron en el Zócalo o Plaza de la Constitución.

Hasta las 23:00 horas (local), las autoridades capitalinas no habían difundido una estimación oficial de asistentes. Funcionarios de Protección Civil del DF sólo dijeron que más de 15,000 personas habían partido del Ángel de la Independencia.

El secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal, Jesús Rodríguez Almeida, informó este viernes en entrevista con Televisa que el número aproximado de participantes fue de 30,000; sin embargo, más adelante comentó que la plancha del Zócalo se llena con 100,000 y reconoció que el lugar estaba lleno. “Yo no tengo la certeza, (pero) fue un número bastante grande”, agregó.

Por las calles, los capitalinos acompañaron a los padres y los compañeros de los 43 normalistas de Ayotzinapa desparecidos desde el pasado 26 de septiembre en Iguala, Guerrero.

“¡Justicia!”, “¡No están solos!”, conteos del 1 al 43 y reclamos contra el gobierno federal fueron las consignas más escuchadas.

El jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, informó que en toda la jornada de protestas de este jueves hubo 31 detenidos.

El Gobierno del DF tiene “16 puestos a disposición por lo que se refieren a delitos del fuero común” y 15 más fueron puestos a disposición del fuero federal, por lo que el tema corresponde a la Procuraduría General de la República (PGR), indicó Mancera a Televisa la noche de este jueves.

Entre los detenidos por presuntos delitos del fuero común hay un menor de edad y una mujer, señaló.

Disturbios en el Zócalo

Al finalizar el mitin se dieron disturbios en la Plaza de la Constitución. Algunos manifestantes tiraron proyectiles incandescentes hacia Palacio Nacional, y al menos una persona fue detenida por elementos del Estado Mayor Presidencial (EMP), luego de que saltó las vallas que protegían a este recinto, según pudo constatar CNNMéxico.

Cientos de elementos de la Polícía Federal y antimotines de la policía del DF se mantuvieron alerta en la calle Moneda, aledaña a Palacio Nacional.

Alrededor de las 21:20 horas, algunos de estos elementos policiales comenzaron a ingresar a la plaza central y fueron avanzando poco a poco; y, en punto de las 21:45 horas, continuaron su avance para replegar a los manifestantes, que les continuaban arrojando objetos (algunos de ellos con fuego) y gritando consignas: “Son pueblo, están defendiendo al lado equivocado”.

Media hora más tarde, la Plaza de la Constitución y las calles aledañas estaban totalmente en control de la policía del DF y la Policía Federal.

Visitadores de la CDHDF dijeron a CNNMéxico que contaban con reportes de dos personas heridas, entre ellas un reportero. Y, el viernes por la mañana, el secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal informó que 20 policías de su corporación fueron lesionados durante la jornada, dos de ellos quemados por bombas molotov y 18 con lesiones en la cabeza.

El presidente Enrique Peña Nieto había señalado la tarde del jueves, durante un evento en Campo Marte, que su gobierno rechaza la violencia y no cesará en hacer que impere el orden y la justicia. “Atentar contra las instituciones es atentar contra los mexicanos”, dijo.