Michoacanos empacan limón aquí para poder venderlo


Germán Ramírez.-

Limoneros de Michoacán trasladan su producto hasta nuestro Estado para empacarlo y poder venderlo como si hubiera sido cosechado en Colima, a pesar de que el cítrico que ellos cultivan es de menor calidad, pero para poder colocarlo en el mercado necesitan del prestigio nacional e internacional que tiene nuestra fruta; reveló Gonzalo Castañeda Bazavilvazo, presidente del Consejo Limonero en la entidad.

Dijo que el limón local destaca por su calidad, condición, consistencia, acidez, periodo de vida útil en el anaquel y por los grados Brix que contiene, esta última escala se utiliza para medir la cantidad aproximada de azúcar que se encuentra en zumos de fruta; lo que lo hace distinto al cítrico que se produce en otras entidades del país.

Indicó que los productores michoacanos se aprovechan del valor comercial que tiene el limón de Colima para poderlo vender como si hubiera sido producido aquí, por eso, el Consejo limonero inició ya los trámites para obtener la denominación de origen que les permita poner candados a estas actividades que realizan los foráneos.

El líder destacó que la obtención de la denominación de origen tiene la condicionante de que para poder utilizar este nombre el limón debe ser producido, cosechado y empacado en los campos y empresas de Colima; con esta medida evitaremos que el consumidos reciba “gato por liebre”; aseguró.

Mencionó que el prestigio del que goza el cítrico colimense tiene un valor agregado, mismo que les ha costado a sus antecesores obtener. Para obtener esta categoría se tienen que dar varios procesos –detalló-, una es el contar con una organización ya establecida, como lo es el Consejo; la segunda es que quienes la soliciten sean quien la produce y tercera que no exista una similar registrada en otro lugar del país.

En otro tema, comentó también trabajan en otro proyecto que busca abatir el intermediarismo, para evitar que el limón llegue a las mesas de las familias mexicanas con costos exorbitantes, ya que antes de que lo reciba el consumidor tiene que pasar por 5 ó 6 manos, de tal manera que los afectados son el primer y el último eslabón de la cadena, que son los productores y consumidores.

Resaltó que con esta acción buscan que los productores coloquen a mejor precio la fruta y que quien lo consume lo pueda adquirir más barato, porque en ocasiones se los venden hasta en 30 pesos pudiendo adquirirlo diez; además de que a los limoneros se los pagarían a razón de 4 pesos en lugar el un peso por kilo.