México, sexto país con más periodistas asesinados


México es el sexto país del mundo con más homicidios de periodistas, con tres comunicadores asesinados en lo que va de 2014, según el más reciente informe de la organización Reporteros sin Fronteras (RSF).

El país está empatado con Afganistán y Filipinas en el ranking de 23 naciones que encabezan Siria, con 15 homicidios; los territorios palestinos, con siete; Ucrania, con seis, e Iraq y Libia, que reportan cuatro cada uno.

Los reporteros asesinados en México son Octavio Rojas Hernández, corresponsal en Oaxaca del diario El Buen Tono, asesinado el 11 de agosto; Jorge Torres Palacio, periodista de El Dictamen de Guerrero, asesinado el 2 de junio, y Gregorio Jiménez, de Notisur y Liberal del Sur, asesinado en Veracruz el 11 de febrero.

En total, 66 periodistas han sido asesinados en el mundo en 2014, según el informe de RSF.

La posición de México en el listado mundial empeoró respecto de 2013, pero no llegó al nivel de 2012. En 2013, el país registró el asesinato de dos periodistas y ocupó el lugar 11 de 17 países incluidos en el informe de RSF, empatado con Mali y Rusia. En 2012 —el año más mortífero para los periodistas desde 1995, cuando la organización comenzó la publicación de estos reportes—, se había posicionado en la cuarta posición con seis periodistas asesinados.

Además, México está en la lista negra de lugares con más secuestros de este tipo de profesionales. Con tres plagios de comunicadores, el país está en el quinto lugar del ranking; este listado tiene un total de 119 secuestros de periodistas —de los cuales 40 siguen cautivos—, un aumento de 37% respecto de 2013, cuando se registraron 87 casos en todo el orbe.

A estos casos se suma el “de una netciudadana que había sido secuestrada por hombres armados” en México.

México está detrás de Ucrania, con 33 periodistas secuestrados; Libia, con 29; Siria, con 27, e Iraq, con 20, según el balance que abarca del 1 de diciembre de 2013 al 8 de diciembre pasado.

El informe destaca, en general, “el descenso de asesinatos de periodistas en países ‘en paz’, como México, India y Filipinas”.