Ochoa le da punto a México ante Brasil


Brasil y México empataron sin goles un partido muy disputado y repleto de ocasiones, en el que los brasileños se estrellaron contra la sólida defensa mexicana y su portero, Guillermo Ochoa, cuyas meritorias atajadas  frustraron la victoria de los locales.

Ambos equipos están ahora empatados con cuatro puntos, y buscarán clasificarse en el primer lugar del grupo en la última jornada, en la que Brasil se enfrentará a Camerún y México a Croacia.

Con la única novedad de Ramires en el lugar de Hulk con respecto al once que jugó el partido inaugural contra Croacia, Brasil volvió a caer en una falta de lucidez en el centro del campo para abastecer a sus dos delanteros, Fred y Neymar, muy vigilados por la defensa tricolor.

La presencia de Ramires hizo que Scolari modificara su esquema del partido anterior, pasando a jugar con cuatro medios, aunque apenas uno de ellos, Oscar, con capacidad para aportar ideas en ataque.

Esta línea y la poblada defensa que presentó el técnico mexicano Miguel “el piojo” Herrera, con cinco hombres, hicieron que se vieran pocas oportunidades en la primera mitad.

Los mexicanos, poco a poco, se fueron quitando la timidez y empezaron a acercarse con peligro a la portería de Julio César, aunque en los primeros 45 minutos, apenas intimidaron con dos disparos lejanos de Herrera y Vázquez.

Brasil en cambio, dio el primer aviso con un remate de cabeza de Neymar en el minuto 23 que Ochoa mandó a tiro de esquina espectacularmente.

Fred, también de cabeza, volvió a amenazar en el minuto 35, aunque la mejor ocasión de gol la tuvo Paulinho, quien tras un pase con el pecho de Thiago Silva dentro del área, llegó a poner la punta de la bota, aunque el portero azteca, de nuevo magistralmente, evitó el gol justo antes del descanso.

Scolari decidió darle más velocidad al ataque tras el descanso, por lo que dio entrada al veloz Bernard en lugar de Ramires, quien tenía una cartulina amarilla.

A los pocos segundos de saltar al césped, el pequeño atacante ganó en velocidad a la zaga mexicana por la banda derecha y puso un centro letal al corazón del área pequeña que Rodríguez logró desviar a tiro de esquina cuando Neymar ya se preparaba para el gol franco.

La ocasión no hizo más que animar a México, que con una buena presión, encerró a Brasil en su campo y dispuso de varias ocasiones, a disparos de Giovanni dos Santos, Guardado y Herrera en pocos minutos que no lograron superar a Julio César.

Scolari decidió el ingreso de Jo en lugar de Fred, muy silbado por la “torcida” brasileña, y Brasil empezó a rondar con peligro la portería de Ochoa.

Neymar, tras un gran control dentro del área pequeña, provocó otra gran intervención de Ochoa en su remate con la zurda.

Luego Job, dentro del área, mandó el balón demasiado cruzado y finalmente en el minuto 85, Ochoa salvó milagrosamente a los suyos con una gran parada tras un cabezazo de Thiago Silva.

México respondió con dos disparos de Guardado y Jiménez, que paró el portero local antes de que el árbitro diera por concluido el partido con un justo empate tras lo que se vio en el césped en los 90 minutos.