Mayas, la cultura más avanzada de la historia


Carlos Valdez Ramírez.-

Los mexicanos debemos aprender de nuestra historia, estudiando y analizando las culturas que nos precedieron, abocándonos a sus épocas de esplendor y no a su momento de decadencia, declaró enfático a EL NOTICIERO, el reconocido escritor e historiador Antonio Velasco Piña.

Al respecto, el investigador e historiador, afirmó que la cultura Maya ha sido la más avanzada del mundo y de todas las épocas y cuyo secreto radica en que heredaron de los Olmecas el manejo del silencio interno, lazo que permite comunicarse con lo sagrado.

Abundando sobre el tema, el entrevistado explicó que para poder comprender a México, se necesita conocer a fondo su historia, la cual en una primera etapa está constituida por al menos 3,000 años de altas culturas: En el año 1,500 antes de Cristo, ya existía la cultura Olmeca, para luego dar paso a la Maya, Zapoteca y Náhuatl; de las cuales tenemos herencia genética, cultural, espiritual y cognoscitiva.

“Por ejemplo, la Olmeca fue la cultura que supo manejar el silencio, pero el silencio interior; al respecto aclara que sin darnos cuenta en todo momento mantenemos un diálogo interno con nuestro ego, que siempre nos dice que somos una maravilla y criticamos a los demás. En la actualidad los grandes místicos de México y de todo el mundo, se han dado cuenta que al lograr callarlo, se logra una especie de vacío interior que permite recibir mensajes de planos superiores, directos de Dios, cambiando totalmente la forma de vivir, tal y como lo hicieron los Olmecas”, explicó.

En cuanto a la Maya, “heredamos el afán de saber, de obtener conocimientos, de ahí los increíbles y maravillosos estudios astronómicos y matemáticos con los que adquirieron una profunda sabiduría del funcionamiento de los ecosistemas. Eran capaces de dirigir en la selva centros ceremoniales sin romper el equilibrio ecológico ¿Cómo lo podían hacer? Lo hacían ajustando la actividad humana a la actividad cósmica y al funcionamiento de los ecosistemas; se basaban en los ciclos de las estrellas, la luna, el sol, para ajustar su forma de vida y conseguir la armonía y equilibrada con el acontecer cósmico y no contrario”.

Actualmente dijo, para crear un lugar turístico lo que hacemos es destrozar la naturaleza; por el contrario, debemos emular el ejemplo de los mayas, ajustándonos, integrándonos y armonizándonos con ella. Precisamente debemos utilizar la sabiduría del pasado para resolver problemas del presente. La historia no es un museo, algo pasado que ya no nos afecta, es un compendio de grandes lecciones que nos dicen cómo actuar en el presente.

Los Zapotecas, tenían una mentalidad abierta, con gran capacidad para comprender la astronomía con gran exactitud, usaban el reloj solar, las estaciones, por lo que podían hacer predicciones.

En resumen, todas ellas se caracterizaron por el estudio, la dedicación y el análisis metodológico para saber cómo funcionan las cosas; y poseer una espiritualidad superior, citó.

Velasco Piña explica que como todas las culturas humanas, vivieron diferentes etapas: ascenso, evolución e involución o decadencia; y que no deben ser juzgadas cuando estaban decadentes, sino lo importante es recuperar su esplendor. Por ejemplo, los sacrificios humanos se practicaron cuando ya había habido una enorme decadencia en su sociedad; eran mentes privilegiadas por el resultado de su esfuerzo no por una mera casualidad. Mucha gente ignora la parte bella de la estructura maya, fue un intento de reproducir matemáticamente una constelación para poder sintonizar las energías provenientes de esa constelación con la tierra. Su intento por armonizarse con el cosmos no era una figura poética, era un propósito sustentado en conocimientos científicos completamente astronómicos. Los aztecas cuando fundan Tenochtitlán, tratan de reproducir el modelo de dualidad cósmica (sol y luna), creando un espacio solar donde construyen el Templo Mayor (en el actual zócalo de la ciudad de México) y un espacio lunar, (ahora Tlatelolco). Hasta ahora agregó, ninguna cultura humana ha logrado el conocimiento tan exacto del cosmos en relación con el ser humano de los mayas.