Más decesos por Covid-19 en Manzanillo que en cualquier otro lugar del mundo

Estadísticas tenía contemplado una letalidad del 2% de los contagiados, sin embargo, el puerto hasta el 15 de junio, tenía el 66.66% de los positivos en el Estado.

De acuerdo a las cifras de contagios y decesos por Covid-19 en México y en el mundo, resulta más letal contraer coronavirus en el puerto de Manzanillo que en cualquier otro país del globo terráqueo, es decir, el estado de Colima tenía hasta el 15 de junio pasado, un total de 298 infectados y 40 muertos, lo que representa un índice de letalidad de 13.42%; es decir, las cifras más altas del país y del mundo.

Además, es más letal contraer el Covid-19 en el municipio de Manzanillo que en Baja california Sur, o en los vecinos de Jalisco o Michoacán, incluso de la ciudad de México, para la misma fecha, Manzanillo había aportado 28 de los 42 decesos que se registraron en el estado, es decir, tenía el 66.66% del total de muertos en todo el Estado.

¿Cómo se mide el índice de letalidad? Es el resultado de contrastar el número de infectados contra el número de personas que han fallecido en una entidad o un municipio; tan solo por citar un ejemplo, Aguascalientes, tenía hasta el pasado lunes 1,467 y tan solo 71 muertos, su índice de letalidad es del 4.83%; si lo comparamos con Baja California Sur, que tiene 1,200 infectados y 51 decesos, su índice de letalidad es del 5.08%; en tato que Michoacán tiene un índice de letalidad del 7.96%; Jalisco, del 8.40%.

Otro dato importante a evaluar, son las cifras que arroja la Ciudad de México, que es donde más muertos e infectados hay, con 37,503 contagiados y 4,664 muertos; es decir, su índice de letalidad es del 12.43%.

En el caso particular de Manzanillo, este tiene 28 muertos con 207 infectados, su índice de letalidad es del 13.52%; es decir, mucho más alto que el de la Ciudad de México, aunque al principio de la pandemia, se calculaba que del total de quienes contraían el virus, sólo morirían el 2%, cifra muy, pero muy por debajo de lo que realmente se está viviendo en el puerto.

Estas cifras obligan a que el país entero voltee sus ojos a este lugar, que tanto diputados, senadores y el Sector Salud, evalúen porqué se está presentando este fenómeno, si es por falta de la aplicación de pruebas para detectar los contagios, si se están siguiendo los protocolos de actuación para los sintomáticos y asintomáticos, qué no se está haciendo bien o qué está faltando hacer para evitar que se sigan dando en escalada no solo los contagios, que en los últimos días se habían incrementado hasta en 98%, de acuerdo a cifras proporcionadas por el propio Hugo López-Gatell; sino también los decesos que se multiplican exponencialmente.

El caso Colima, tendría que estar ya en la mira de todo el sector Salud y las autoridades responsables de controlar o atender la pandemia.