Marejadas no causaron graves daños a comercios


Jesús Lozoya Baeza

El director de tránsito de Manzanillo, Guadalupe Tene Rodríguez, aseguró que las fuertes marejadas que dejaron sin playa a la zona de Las Brisas también impactaron hasta La Boquita, pero no causaron daños a las estructuras de viviendas o comercios.

Comentó que se hizo un recorrido por toda la playa para conocer la afectación de este fenómeno que este lunes seguía golpeando algunas estructuras, pero por fortuna sólo se ha llevado la arena y dejado al descubierto rocas, o vestigios producto de daños más severos años atrás.

Guadalupe Tene Rodríguez, dijo que en playa La Boquita, el mar estaba metiéndose también a los restaurantes que se encuentran en esa zona, por lo que los comerciantes se vieron obligados a retirar mesas, sillas y otras partencias para ponerlas a salvo.

El funcionario aseguró que para este martes el oleaje sin duda habrá disminuido, por lo que mejoran las condiciones para disfrutar de las playas con mucha responsabilidad si es que se quieren adentrar a bañarse en el mar.

No obstante, dijo que una noticia no muy buena para los comerciantes debe de ser, sin duda, los fenómenos meteorológicos que continúan en el pacífico y que amenazan que puede volver a llover este fin de semana en el puerto colimense.

El director de protección civil, consideró que los manzanillenses han aprendido a vivir con este tipo de marejadas que dejan a su paso las tormentas o huracanes, por lo que ahora los daños materiales que dejan a su paso son menores o no los hay.