Manzanillo, potencia para el turismo cinematográfico


Se han rodado al menos 10 u 11 películas trascendentales: Seth Alvarez

Reportaje de Carlos Valdez Ramírez

El turismo cinematográfico es una buena manera de promocionar un destino turístico, ya que se queda en el inconsciente de las personas mucho más que los comerciales que generalmente se ven en la televisión, lo que se vuelve una opción muy importante y eficaz para promocionar un destino.

Lo anterior lo expresó en visita de cortesía a El Noticiero, el guionista Seth Alvarez, quien dijo que Manzanillo y el estado de Colima en general, tienen todo para ofrecer a quien hace películas, ya que existen sitios pintorescos tanto de paisajes naturales como la arquitectura de sus ciudades.

En este puerto se han rodado al menos 10 u 11 películas importantes, de gran reconocimiento, de directores de la talla del Emilio “El Indio” Fernández, así como Carlos Cuarón, hermano del ganador del Oscar, Alfonso Cuarón.

Entre algunas películas que podemos mencionar se encuentra “Maten a Chinto”, de Alberto Isaac, que cuenta una historia manzanillense; Luis Buñuel vino al municipio a hacer una película llamada “Robinson Crusoe”; el largometraje “Figuras de Arena” se rodó en el ‘72 con los actores Valentín Trujillo y Elsa Aguirre en los papeles protagónicos, esa película muestra muchas partes del Manzanillo de aquella época; mientras que en Las Hadas se grabó “10, la mujer perfecta”, una película de Hollywood.

Dos de sus largometrajes, seleccionados en festivales

Fueron seleccionados dos largometrajes y dos cortos del guionista Seth Alvarez, destacando “El Danzón”, que actualmente se encuentra participando en el Oaxaca Film Festival y está ambientado en Manzanillo.

Ese mismo guión lo presentó en un Encuentro Regional Cinematográfico de Occidente, a donde muchos creadores llevan sus obras y especialistas los analizan y asesoran; el manzanillense obtuvo buenas críticas y gracias a esos resultados se atrevió a presentarlo en el Festival de Oaxaca que se celebrará del 6 al 13 de octubre, fechas en las que conocerá el resultado.

En este largometraje, inspirado en historias que el guionista ha escuchado sobre el danzón, la historia principal se centra en una persona mayor que se enamora de su pareja de baile 20 años menor que él, una persona de 50 años; mientras él se enamora, toda su familia está pasando por un periodo de muchos problemas, incluso él tiene problemas y este enamoramiento es una especie de escape, se trata de un drama duro pero el autor considera “que es lo que sucedería si ocurriera esto”.

Entre otro de sus próximos proyectos está una participación en el festival FERATUM, que se realiza en Tlalpujahua, Michoacán; en éste fue seleccionado para participar en el taller de guión de cortometraje los días 13 y 14 de octubre.

“Polvo Blanco”, su más reciente trabajo

El nuevo trabajo del guionista manzanillense, que lleva por título “Polvo Blanco”, es el resultado de una convocatoria del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), que ganó el estado de Colima en el 2015 y que fue rodado en el 2016 por el reconocido director y actor colimense Silverio Palacios.

El guión fue escrito originalmente para el Festival de Cine Internacional del Desierto, que se realiza en Hermosillo, Sonora, y quedó seleccionado entre los mejores guiones de cortometraje. Para Seth Alvarez, la historia nació de una asociación de ideas, en un principio escrito para Sonora, relacionado con la droga, pero después el polvo blanco pasa a cal y la trama se desarrolla en Colima.

En algún momento se intentó realizar en Colombia, pero al no ser posible, el manzanillense optó por ofrecerlo a Silverio Palacios.

En el corto participan tres actores colimenses que conforman todos los personajes de la historia. La trama gira en torno a la violencia de género, el personaje principal es una chica que siempre ha sido golpeada y que sufre un suceso extraordinario debido a esta situación; se plantea con su comadre la situación de que su marido se fue a Estado Unidos, cuando la realidad es otra, en la que se encuentra inmiscuido también el compadre.

Actualmente se está proyectando dentro del Tour del Cine Francés en Cinépolis; en éste se proyectan 11 películas francesas y antes de cada película se pone un cortometraje producido por el Imcine.

El único colimense que se dedica de manera exclusiva al guionismo

En Colima se puede considerar que Seth Alvarez es el único que se dedica profesionalmente al guionísmo de manera exclusiva; ya que a pesar de que en el estado existen guionistas, no lo son profesionalmente ni se dedican únicamente a eso; hay gente que hace guiones pero al mismo tiempo dirige o realiza otras funciones.

El manzanillense admite que es duro vivir solamente del guionísmo, pues la mayoría de sus ingresos son de becas o publicaciones literarias que ha hecho.

En un principio, al estudiar cine, no sabía qué era a lo que deseaba dedicarse, pero siempre era él quien contaba las historias, agregando de igual manera su pasión por la literatura, por lo que fue a partir de ese punto que decidió ser guionista.

“Trabajar en un guión no solamente es escribir la historia, pues deben cuidarse muchos detalles, entre menos producción, hay más posibilidad de que el proyecto se pueda llegar a realizar, porque se trata de proyectos muy caros. Cuando escribo un guión siempre trato de presupuestar los actores, las cosas que se van a necesitar, el escenario; siempre trato que sean entre dos o tres sets, tres personajes, lugares pequeños y que no implique mucho costo, de esa manera existe la posibilidad que mis trabajos interesen a otras personas”, finalizó el guionista al hablar de su proceso creativo.

Desde niño tuve afición por el séptimo arte: Seth

El interés por el cine de Seth Alvarez nace desde su infancia: “Cuando era pequeño tuve un encuentro con el cine que cambió la vida por completo, una película de ciencia ficción, ‘Star Wars’”. Esta obra no solo significó su interés por el mundo cinematográfico, sino también que se acercara a la literatura, ya que comenzó a leer ciencia ficción cuando tenía entre siete u ocho años.

Nacido en el municipio de Manzanillo, los padres de Seth Alvarez vivían en el Centro Histórico antes de mudarse a Las Joyas, lugar en donde el guionista vivió su niñez. Actualmente reside en Salagua.

Él define a su familia como “de trabajo”, no comparten su interés por leer o el gusto por las bellas artes; su papá era marino de barcos mercantes, después, junto con su madre, se dedicaron a surtir barcos. Él leía muy poco; sin embargo, gracias a su padre, quien lo llevaba al cine y le compraba historietas, fue que se interesó por el cine y la literatura; “vi muchos libros en determinado momento y él fue el que me acercó a la lectura un poquito con los comics, con libros para niños, pero nunca me lo dio como una obligación”. Conforme va creciendo, pasa de la literatura de ciencia ficción a la literatura en general.

Agrega que sus primeros intentos por escribir se dieron en su niñez: “Entonces empecé a leer mucha ciencia ficción, me quedé muy enamorado del cine y así fue como empecé a escribir cosas de niño; no conservo nada de esa época, pero siempre tuve esa atracción por la literatura y el cine”. El trabajo de George Lucas, director de “Star Wars”, y Steven Spielberg, director de “ET” y “Tiburón”, ha sido una inspiración para él.

En un principio, el ahora guionista estudió la carrera de Administración de Empresas Turísticas en la Universidad del Valle de Atemajac (Univa) como parte de un acuerdo familiar, pues una vez que terminara la carrera podría estudiar cine, ya que desde joven les había hablado de su interés. Finalmente, su pasión por el cine fue más fuerte y comenzó la carrera cuando apenas iba a la mitad de la anterior, logrando titularse de las dos licenciaturas.

El cortometraje y la labor del cine

El cine se trata de un arte impredecible, ya que es posible hacer las cosas con toda la intención, echándole todas las ganas y a veces el resultado no es lo que la gente espera; ha pasado que hay muchas películas que no llegan a gustar. “El arte es impredecible, te sueñas haciendo una obra de arte y posiblemente no lo logras; también depende de quién lo mire, cómo lo mire y de dónde lo mire”, declara Seth Alvarez.

El cine no se trata de la labor de una sola persona, no es nada más es el guionista, está el director, el fotógrafo, entre otros, y todos ellos, en conjunto, hacen que un proyecto tenga resultado.

Lo mismo sucede con el proceso creativo, sí se puede realizar prácticamente cualquier trabajo pero ya en la marcha hay que investigar, hay que ver, crear más personajes, agrandar la historia, algo que se pueda trabajar.

Como ejemplo de eso, menciona el manzanillense, “en estos momentos estoy trabajando con unos chavos muy talentosos de la Ciudad de México y empezamos de la nada, vamos a hacer un corto sobre la igualdad de género, de ahí empezamos a abrir y más o menos estamos dibujando una historia ya redondita”.

Finaliza el guionista hablando sobre el cortometraje: “Un cortometraje es para eso, un ejercicio para el director, es más barato que un largometraje, es como el primer paso antes de hacer un largo, es más pequeño, es menos costoso; yo lo veo mucho más que un ejercicio, porque hay unos cortometrajes maravillosos”.

Dificultades de transformar un corto en una película

A pesar de que a nivel de guión Seth Alvarez admite que es posible transformar en película el “Ocaso de Juan” -corto ganador del Ariel donde el manzanillense fue responsable del guión-, nunca se planteó hacer un largometraje de esa historia.

“‘El Ocaso de Juan’ nunca me lo planteé como película, porque siempre hablamos de que era un cortometraje y definimos bien su estructura”, admitió. Además de que no es algo que se ha planeado con el director y la visión siempre fue hacer un corto.

Mencionó además que las probabilidades de que un corto trascienda a largometraje son pocas, a pesar de que existen ocasiones en las que ha pasado; Alvarez menciona que él recuerda al menos tres: Una de ellas es la película mexicana “Somos Maripepa”, de un director jalisciense de apellido Kishi, quien primero hizo su corto y de éste nació la película.

A nivel mundial, sucedió en África, con un chico que hizo un cortometraje de ciencia ficción en 2006 llamado “Alive In Joburg” (“Vivo en Johannesburgo”), y Hollywood lo llamó para que lo hiciera un largometraje, denominado “District 9”, así como “Whiplash”, una película ganadora del Oscar, cuyo protagonista es un joven que toca la batería, el cual también fue un cortometraje en un principio y después hicieron el largometraje.

Habla del éxito de “El Ocaso de Juan”

“El Ocaso de Juan”, como ganadora del Ariel, fue una acumulación de puntos fuertes, desde el guión, las actuaciones, fotografía, música, entre otros elementos. El guionista Seth Alvarez narró que cuando mostraba el tráiler del corto a expertos, éstos llegaron a comentar: “Este corto va estar muy bueno, porque la fotografía es buenísima”.

Además del trabajo de fotografía, los sets fueron importantes para el reconocimiento del cortometraje, ya que no se estaba mostrando una ciudad, la vecindad, la colonia, sino que el espectador estaba viendo el volcán, el campo, eso para muchas de las personas que hacen cine en México resulta algo muy interesante, ya que ellos tienen una visión urbana de las historias; me imagino que directores que habitan en la ciudades parecen ambientaciones normales, pero a los directores que son de la Ciudad de México, donde las historias son urbanas, este corto es un respiro, señaló el entrevistado.

Por último, resaltó que otro punto fuerte de la historia fue la banda sonora del corto, que era una música diferente, ad hoc a la trama, sus situaciones, el momento y la tensión de la historia; música que fue responsabilidad de Carlos Virgilio Mendoza.

Seth ya ha tenido la oportunidad de trabajar con el compositor, cuyo trabajo admira, por lo que lo ha invitado a participar en otros proyectos que por desgracia, a excepción de “El Ocaso de Juan”, no se han concretado.

Con la música ha sucedido algo similar al efecto que produce la fotografía; cuando ha mostrado el corto es algo que llama mucho la atención; como ejemplo, el guionista manzanillense cuenta una anécdota de una ocasión que mostró el tráiler en Colombia: “Un chavito que fue mi alumno y hace música lo primero que me dijo es: ‘Oye, esta música está muy buena, ¿quién la hizo?’”, concluyó el entrevistado.

Se el primero en comentar en "Manzanillo, potencia para el turismo cinematográfico"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.