Manzanillo podría exportar gas texano a Asia


¿México va a exportar gas?

Artículo de Pablo Zárate*

Hace un mes, Ryan Collins y Lucia Kassai, de Bloomberg, reportaron que los petroleros texanos creen que “México podría ser el nuevo canal de Panamá para el gas”. De hacerse realidad, Manzanillo (de acuerdo con la nota—aunque Salina Cruz también es un buen candidato) exportaría gas texano.

Llegaría por ducto y ahí se enfriaría a unos menos 160 grados centígrados para convertirse gas natural licuado (LNG). En esta forma, que reduce su volumen a 1/600 parte respecto al original, se mandaría a Asia por barco.

“Hace todo el sentido”, citó Bloomberg al subsecretario Flores diciendo que hay buenas razones para estar de acuerdo. El precio del gas en Norteamérica (Waha, representativo del Permian) es de menos de 3 dólares por millón de BTU; en Asia (JKM, representativo de Japón y Corea) ronda los 9 dólares.

Esta semana, la CNH sumó al argumento. Calculó el costo de transporte desde el Permian hasta Asia, saliendo de Luisiana y pasando por el canal de Panamá. Los 2.65 dólares por millón de BTU que obtuvo como resultado explican por qué ha sido atractivo para al menos 75 buques hacer el viaje, de unos 23 días de duración.

También estimó lo que costaría el mismo viaje sustituyendo a Luisiana por Manzanillo, evitándose la vuelta al continente. El resultado fue de 14 días y 1.81 dólares por millón de BTU, mucho más rápido y barato. México es “la mejor alternativa para exportar gas natural a Asia”, concluyó.

Hub Global Energético

El proyecto también representaría una puerta directa para que México, independientemente de su rol como productor, entre a lo que algunos consideran parte integral del futuro energético global: el comercio intercontinental de gas.

Se estima que el LNG va a representar más de 40% del comercio internacional de gas. Tenemos ventajas más allá del costo variable. No hay terminales de LNG en la costa Oeste, ni de Estados Unidos ni Canadá. Sólo están las terminales privadas de Ensenada y Manzanillo en México. Son de importación, pero la infraestructura existente se podría aprovechar. Si México está hablando en serio cuando plantea ser un “hub global de energía”, esto podría ser un proyecto bandera.

Pero también hay buenas razones para ser escépticos. Una terminal, sea reconvertida o nueva, cuesta arriba de un par de miles de millones de dólares y toma varios años. A pesar de que los términos energéticos y económicos “hagan todo el sentido”, la política puede ser enredada y éste no es el tipo de inversión que se despliegue ignorando riesgos políticos.

¿Chantaje político?

El más evidente es la posibilidad de que el gobierno de Estados Unidosno colabore. ¿Qué pensaría Trump de que México aproveche su línea directa con Estados Unidos para exportar gas? ¿Lo entendería como una manera de extender las fronteras y posibilidades de un producto de su país? ¿O, en su momento, lo usaría como una herramienta más para presionar a México, que abriría un nuevo flanco de dependencia? Hacia adelante, ¿Qué pasaría si los activistas que se oponen al uso de gas presionan al gobierno estadounidense para detener el proyecto? ¿Sería diferente que en un proyecto local?

No sólo sería una misión para nuestra Cancillería, ¿Qué pensarían los políticos mexicanos de incrementar de manera directa nuestras importaciones de gas de Estados Unidos —que hoy critican— a pesar del sentido estratégico que podría tener para México? ¿Entenderíamos, como país, el valor agregado futuro? ¿O nos atoraríamos viendo nuestra necesidad inmediata? En un plano más aterrizado, ¿Qué pasará cuando todo esto se intersecte con los derechos de vía para el ducto, algo que ha detenido a algunos proyectos?

Para los que seguimos esto de cerca, son preguntas grandes, emocionantes. Transformativas, si pensamos lo que significa para la integración regional y el rol de México en el mundo energético.

Pero, antes de que nos adelantemos: ¿Habrá alguna compañía dispuesta a invertir para investigar? ¿Nuestro modelo será capaz de generar o atraer lo que hizo Cheniere en Estados Unidos?

*FTI Consulting Strategic Communications, El Economista.

Se el primero en comentar en "Manzanillo podría exportar gas texano a Asia"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.