Manzanillo a través de sus vías, lagunas y el mar


Mayahuel Hurtado.-

ALERTA VERDE en la laguna del Valle de las Garzas, en días pasados, un investigador de la Universidad de Guadalajara visitó Manzanillo y se percató de la alerta que existe en dicho vaso lacustre, pues la realidad es “que se está secando y tiene altos índices de contaminación”.

Con mucha pena se observaba una bella estampa de aves y cocodrilos, pero también era visible que las aguas estaban contaminadas y se percibía un olor fétido. Me explicó que cuando un vaso se encuentra en estas condiciones, ya está en una alerta verde y se tiene que actuar de inmediato para revertir el daño y apostarle a su recuperación y preservación.

La laguna es un regulador natural de las temperaturas y cuando el mangle se quitó, dejó de existir ese filtro, convirtiendo a la laguna en el principal receptor de esas corrientes provenientes de mar adentro. Eso es lo que opina el doctor Ciro Aguirre; ya no hay tiempo, se debe priorizar el rescate de la laguna, pues estos efectos ya comienzan a verse en otros vasos.

VECINOS de los Barrios IV y V se quejan de olores pestilentes en el canal de la Laguna del Valle de las Garzas y otras zonas que están cercanas. En ciertas horas del día es tan fuerte el olor desagradable que los vecinos viven presos dentro de sus casas y han optado por emplear aromatizantes artificiales para que sea más llevadera la tarde, que es generalmente cuando la peste se agudiza. Sin embargo, existe una gran preocupación de que los más pequeños contraigan enfermedades estomacales o dérmicas, pues las partículas suspendidas en el aire pueden llegar a ellos en los momentos que salen a jugar.

Es por ello, amable lector, que las dependencias involucradas en el tema, como Capdam y Ecología, en el municipio, y Semarnat, deben establecer a la voz de ya líneas de acción, debido a que las aguas de este canal desembocan en la Laguna del Valle de las Garzas.

Si se localiza el origen, la raíz del problema y se toman medidas pertinentes, tendremos un canal limpio y con aguas salubres.

LA DIABETES es una enfermedad que padecen miles de personas en el puerto de Manzanillo y hablando en lo corto con el doctor César Pimentel Macedo, director del Hospital de la SSA, me indicó que ya es un tema que preocupa debido a que los malos hábitos alimenticios preponderan a que esta enfermedad vaya avanzando, por ello es muy importante mantener un estricto control médico para prevenir esta enfermedad y si ya se tiene, controlarla.

Recordemos que quien padece diabetes poco a poco se le vienen enfermedades relacionadas al mal funcionamiento pancreático, en algunos casos pérdida de las extremidades y finalmente la muerte. Así de cruda es esta enfermedad.

VILLA DE ALVAREZ, en el periodo del munícipe Enrique Rojas Orozco, ha desarrollado de manera impresionante su infraestructura, cambiando por completo la visión urbana.

Kike Rojas, como su gente lo conoce, ha sido siempre muy activo, al tomar las riendas de la Villa comenzó a gestionar y buscar mecanismos para obtener recursos que dignificaran las avenidas e infraestructura de este bello lugar, implementando diversos programas que hermanan a sus pobladores.

Ante estas realidades, me viene una reflexión: Si Kike Rojas fue capaz de cambiar la urbanidad en su municipio y de impulsarla, ¿por qué en Manzanillo no se siguen los ejemplos de gestión para que nuestras vialidades sean elaboradas de materiales de calidad, buscar aprovechar los espacios y cambiarlos a atractivos y atrevernos a reinventar nuestra bella ciudad y puerto?

Las respuestas son muchas, pero en definitiva algo falta para que se gestione o se exija que nuestro municipio consolide su desarrollo no sólo a expensas de obras compensatorias, que las gestiones vayan más allá y que la iniciativa privada aporte su granito de arena, que los habitantes establezcamos un compromiso de juntos reinventar a un mejor Manzanillo, a la altura de la ciudad importante que es.

Pero alguien debe dar ese primer paso, que espero sea mucho antes del 2015.